Así lo anunció Sanidad en una nota de prensa y confirmó la portavoz del Gobierno, , durante la rueda de prensa del del pasado viernes, en la que defendió las actuaciones de las autoridades sanitarias del Gobierno en la gestión del brote.

“El Gobierno activó la alerta tan pronto como las autoridades andaluzas notificaron el brote. Se ha actuado y se continúa trabajando de acuerdo con los protocolos. Se ha inmovilizado toda la carne de esa marca fabricada desde el día 2 de mayo, no solo en Andalucía sino en cualquier comunidad que haya llegado”, aseguró.

Por otra parte, señaló que se “está comunicando” a las comunidades autónomas “toda la información pertinente” para que “cada kilo de carne se encuentre paralizado”.

En este contexto, el convocó a todos los consejeros para “compartir la información con todos ellos”, pues la “gestión” corresponde a las autonomías, pero el “liderazgo y control lo está llevando el Ministerio”, tal y como recordó Celaá.