CCOO de Castilla-La Mancha expresa su dolor por el fallecimiento, anoche, del abogado toledano .

Desde su compromiso con la democracia y los trabajadores, Carlos del Río formó parte en los difíciles años de la Transición del grupo de abogados laboralistas del tristemente recordado Despacho de Atocha.

El despacho fue alquilado a su nombre y el propio Carlos estuvo a punto de ser una victima más del atentado criminal que el 26 de enero de 1977 acabó con la vida de cinco compañeros a manos de pistoleros fascistas.

En los últimos años, incluso ya enfermo, Carlos ha venido participando en las reuniones y actos que CCOO de Castilla-La Mancha, junto con la Fundación Abogados de Atocha, ha venido celebrando en Toledo con motivo de las sucesivas entregas del premio internacional instituido en Castilla-La Mancha en homenaje a quienes fueron sus compañeros en el Despacho de Atocha.

CCOO rinde este último homenaje y traslada sus condolencias a sus familiares y amigos.