La investigación, realizada por la Fundación Artemisán y en colaboración con la , ha constatado que además la carne de ciervo tiene un “importante y variado contenido de minerales y vitaminas” del grupo Madrid.

En base a los resultados del estudio, ahora este producto podrá utilizar declaraciones de propiedades saludables previstas en la normativa europea.

La carne de caza es una carne natural que procede de animales criados en libertad y alimentados con pastos y frutos silvestres y carente de residuos de hormonas, antibióticos y otros fármacos.

Su valor nutritivo puede variar dependiendo de numerosos factores como la especie, la edad, el sexo, la procedencia geográfica, el tipo de alimentación, el estado físico e incluso la época de caza, aunque posee una serie de características comunes que la distinguen de la procedente de animales de abasto de consumo habitual.

La de ciervo es la carne de caza más consumida en todo el mundo y que con respecto a otras carnes rojas procedentes de animales domésticos, posee un menor contenido de grasa y valor calórico.

Para acreditar las características de este producto los técnicos han llevado a cabo un estudio sobre la calidad nutritiva del lomo de ciervo silvestre, analizando 90 muestras de lomo -músculo Longissimus dorsi- procedentes de ciervos cazados durante la temporada de caza 2017-2018 para conocer su contenido en macronutrientes (proteínas y grasa) y en micronutrientes (vitaminas y minerales).

El estudio ha determinado que 100 gramos de lomo de ciervo silvestre aportan, en valores medios, un alto contenido de proteínas (22 gramos), un muy bajo contenido en grasa (0,8 gramos) y valor calórico (93 kilocalorías) y un importante y variado contenido de minerales y vitaminas del grupo B.

Además, destaca por su significativo aporte a las cantidades diarias recomendadas de minerales como el fósforo, hierro, cobre, zinc y potasio, y de las citadas vitaminas del grupo B como la riboflavina (B2), niacina (B3) y cianocobalamina (B12).

Así, tanto el etiquetado como la publicidad del lomo de ciervo silvestre podrían -en base a la actual legislación europea- decir que “ofrece un alto contenido de proteínas, de zinc y de vitamina B12 (cianocobalamina), un bajo contenido de grasa y de sodio/sal y es, además, fuente de fósforo, hierro y cobre, y de vitaminas B2 (riboflavina) y B3 (niacina)”.

Al haber obtenido cantidades significativas de varios minerales y vitaminas del grupo B, en el etiquetado, presentación y cualquier forma de publicidad del lomo de ciervo silvestre, el estudio concluye que “se trata de una carne roja con múltiples propiedades saludables relacionadas con su contenido en minerales y vitaminas”.