Según informa el Ayuntamiento de Cuenca en un comunicado, este periodo que se considera “suficiente para que la sede definitiva se instale en el edificio del Archivo Histórico Provincial”.

La teniente de alcalde de Cultura y Turismo, , ha planteado “las demandas que debían ser atendidas para ceder el espacio del antes de lo previsto y por más tiempo, tal y como demanda el Gobierno regional”.

Asimismo se ha acordado que la exposición con motivo del Año sea realizada en la Iglesia de la durante los meses de marzo a junio, incidiendo el Ayuntamiento en una cláusula que garantice que una vez finalizada dicha exposición, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha procederá a instalar la Colección de Bellas Artes del Museo de Cuenca “a la mayor brevedad posible”.

También se ha acordado que en un plazo máximo de 18 meses desde el desalojo, la Junta cederá el uso del espacio expositivo del Hotel Iberia para que el Ayuntamiento de Cuenca pueda continuar con su programación cultural, cesión que durará el mismo tiempo que la Casa Zavala continúe como sede de la colección Roberto Polo.

El Ayuntamiento exige, que una vez finalizada la exposición de Cruz Novillo, la Junta de Comunidades se comprometa a instalar a la mayor brevedad la exposición de Bellas Artes del Museo de Cuenca, acordada por las cuatro administraciones y para lo cual se han invertido 400.000 euros en acondicionar la Iglesia de propiedad municipal.

Segarra ha planteado la necesidad de que el Ayuntamiento tenga un espacio museístico alternativo para compensar la pérdida de Casa Zavala. Ese espacio deberá estar a disposición del Ayuntamiento durante el tiempo que dure la cesión, defienden desde el Consistorio.

También, señala la edil, se necesita un lugar para almacenar las obras de arte que se trasladarán de Casa Zavala y habrá que tomar una decisión sobre la ubicación de la para que ésta albergue su archivo, obra y desarrolle su programa expositivo a lo largo del año.

La reunión ha sido convocada desde el Área de Cultura y Turismo por Marta Segarra, con la participación del director de la , , con el objetivo de conocer de primera mano la información solicitada al Gobierno regional y para concretar la oferta lanzada el 3 de julio de 2017 por el alcalde de Cuenca, , para que la colección de Roberto Polo se ubicase en Casa Zavala, caso de retrasarse el acondicionamiento del Archivo Histórico Provincial como finalmente ha pasado, y que Cuenca “no quedase relegada con respecto a en lo referente a la colección de arte contemporáneo y moderno Roberto Polo”. A la reunión han sido invitados los cuatro grupos políticos ya que se preveía que el acuerdo afectase a la próxima legislatura.

El equipo de defiende que “siempre ha estado por el diálogo y la colaboración, haciendo posible las exposiciones promovidas por la Junta de Comunidades, como la de Sorolla y ”.

En la reunión ha estado presente la Fundación Antonio Saura, institución que también se verá afectada por la decisión, “hemos tomado la iniciativa de convocar reunión buscando la transparencia que se ha venido desarrollando desde el inicio, dado que estos temas se han tratado en la Comisión Informativa de Cultura y en la Junta de Portavoces”, ha dicho Segarra.

Los asistentes además han sido el teniente de alcalde responsable de Patrimonio, ; Pedro Mombiedro, director de la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca; el viceconsejero de Cultura de Castilla-La Mancha, y el delegado de la Junta, .

Así como los concejales representantes de los grupos políticos: por el Grupo Socialista; por IU y por Ciudadanos; el gerente de la , ; , experto en arte que ha realizado la valoración de la colección de Roberto Polo; , secretaria del Ayuntamiento de Cuenca; , programador Cultural del Ayuntamiento de Cuenca, , presidente en funciones de la Fundación Antonio Saura y , gerente del Consorcio de la Ciudad de Cuenca.