El ha invertido cerca de 150 millones de euros en lo que va de legislatura, tanto en materia de abastecimiento a poblaciones como de depuración de aguas residuales urbanas, tal y como se ha desprendido de la comparecencia hoy en las Cortes regionales del director gerente de la Agencia del Agua, Antonio Luengo, donde ha informado de las actuaciones, proyectos e inversiones llevados a cabo directamente o indirectamente por este órgano, dependiente de la Consejería de Fomento, así como a través de la entidad pública Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha (IACLM).

Antonio Luengo ha desgranado las principales actuaciones e inversiones en materia hidráulica, en concreto casi 50 millones de euros en abastecimiento dirigido a unas 130 actuaciones en sistemas de abastecimiento municipal y de mancomunidades; y casi 100 millones de euros en depuración, “de los cuales una buena parte se ha destinado a dar solución a los problemas en los municipios de la región con contratos suspendidos por el anterior gobierno del PP”.

Una pasada legislatura, como ha recordado, que se caracterizó por la paralización generalizada y en concreto de 157 Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) con contratos suspendidos que provenían del Gobierno precedente del Partido Socialista, que supusieron unas pérdidas para las arcas regionales de unos 68 millones de euros en indemnizaciones, robos, etcétera. Y también, como ha recalcado, por los recortes en materia de personal propio de la Entidad, procediendo en su lugar a una patente externalización de los servicios prestados por la misma.

Agua en cantidad y calidad, compromiso de legislatura

Desde el mes de junio de 2015, “nos propusimos como compromiso de Gobierno poner en marcha un importante número de actuaciones para recuperar el terreno perdido y dotar de los servicios de abastecimiento necesarios, tanto en cantidad como en calidad, a los grandes sistemas de la región, como a los pequeños municipios, a través de obras de mejora que han aportado grandes soluciones, especialmente a los más pequeños y en época de mayor demanda”, además de un adecuado tratamiento de las aguas residuales de nuestros municipios, “una parte de ellos afectados por expedientes sancionadores de y de las confederaciones hidrográficas”, tal y como ha enfatizado el responsable de la Agencia del Agua.

De esta forma, ha desgranado numerosas actuaciones promovidas a lo largo de la presente legislatura, destacando en materia de abastecimiento las mejoras realizadas en el sistema de la Mancomunidad El Girasol (Cuenca-), la conducción del embalse de Alcorlo-Mohernando para reforzar el suministro de la Mancomunidad del Sorbe y la (Guadalajara); o el refuerzo del sistema Picadas en la zona de Toledo capital y su entorno, a través de la conducción Sagra-Este, vital para evitar restricciones en este importante sistema.

Igualmente, ha destacado numerosos proyectos de pequeña cuantía “pero igual de importantes, para asegurar la cantidad necesaria y solucionar los problemas de calidad existente en muchos nuestros municipios, como el caso de Graja de (Cuenca), (Guadalajara), o haber conseguido la conducción de agua potable para la Venta de la Inés, algo que era de justicia y hemos conseguido en estos años”, ha recordado.

En cuanto a depuración, ha destacado algunas de las depuradoras reanudadas, como son las de Pozo Cañada o Balazote, en la provincia de Albacete, El Casar o Sacedón, en Guadalajara; y Sisante o el grupo en Cuenca. Además de las numerosas actuaciones realizadas en reparaciones y mejoras como en la red de saneamiento de (Albacete) y (Ciudad Real) para que todos los puntos de vertido aislados en el entorno de las Lagunas de Ruidera, sean conducidos a la EDAR de esta última población.

Labor destacada en planificación hidrológica

Por otra parte, Antonio Luengo ha explicado la importante labor que se realiza desde este órgano en cuanto a planificación hidrológica para defender los intereses de la región, especialmente en el río Tajo y en el alto Guadiana. Así ha resaltado el trabajo realizado para desbloquear el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG), que terminaba en 2015; asuntos conseguidos como el centro de intercambio de derechos y las alegaciones a los planes especiales de sequía para garantizar una viabilidad futura para la no restricción de agua en esta región.

También, en el ámbito judicial, los recursos presentados a todos los trasvases aprobados en esta legislatura, recordando que siete de ellos del Gobierno de Rajoy fueron por debajo de los 400 hectómetros cúbicos que marca el Memorándum como mínimo legal para trasvasar. Además, ha recordado la oposición a las cesiones de derecho de agua o la oposición a los denominados ‘pozos de sequía’.