Los ciudadanos de Castilla-La Mancha prefieren leer durante el verano textos “más ligeros”, como novelas policíacas o de intriga, siendo ‘La verdad sobre el caso Harry Quebert’, de Joël Dicker; ‘El maestro del prado’, de ; ‘Inferno’, de Dawn Brown o ‘Pídeme lo que quieras’, de , las que están entre sus favoritas estos meses estivales.

En declaraciones a Europa Press, los libreros de la región han asegurado que aunque las ventas siguen las tendencias del año, los ciudadanos castellano-manchegos prefieren un género “más ligero” para los meses de verano, por lo que “se leen menos ensayos”, ha manifestado , dueño de Librería Herso de Albacete.

“Predomina la intriga y la novela policíaca, también la novela de humor”, ha afirmado , trabajadora de Popular Libros, también en Albacete, quien ha declarado que estos son géneros “para leer en verano”, que es tiempo de “desconexión”, a diferencia del invierno, en el que “se leen géneros más densos como novela histórica”, ha añadido.

Asimismo, libreros de la provincia de Cuenca, Guadalajara y de Ciudad Real han coincidido en que en la época estival “aumenta” la venta de libros de bolsillo. Según han informado fuentes de la Librería Birdy, de Ciudad Real, a Europa Press, en verano “aumenta” la venta de este formato quizá “porque es más cómodo llevarlo en la maleta”, han explicado.

Por su parte, algunos de los libreros castellano-manchegos han reconocido que también ha aumentado la novela erótica, “tras el boom de ‘50 sombras de Grey’”, y la literatura infantil y juvenil.

Por otro lado, algunos libreros han resaltado, entre las ventas de estos meses, las obras de escritores de la región. En Toledo, , una de las propietarias de Librería Hojablanca, ha reseñado ‘Ballestero del Rey’ del toledano , como uno de los libros más vendidos.

En esta misma línea, fuentes de la Librería Birdy, en Ciudad Real, han declarado a Europa Press el “bombazo” que han supuesto los 118 ejemplares vendidos en mes y medio de ‘Los ecos de la tragedia’, del ciudadrealeño Javier Pérez Campos.

LIBRO ELECTRÓNICO

En este contexto, los libreros de la Comunidad Autónoma han lamentado la bajada de ventas que se está produciendo con la irrupción de los libros electrónicos. Todos han reconocido estar “muy preocupados” ante el nuevo fenómeno. “No sabemos cómo va a acabar esto”, ha lamentado Petra Díaz-Ropero.

Sin embargo, desde Popular Libros de Albacete, han habilitado una página para que los clientes descarguen los libros que quieran. “Así el lector que perdemos en papel lo ganamos en libro electrónico”, ha asegurado Rocío Minaya.

Otra de las alternativas ante este nuevo fenómeno es “recomendar una buena novela”, ha dicho , propietario de la Librería Papelería Lorca, de Cuenca, que se dedica también a la lectura infantil y juvenil, siendo este un sector de la población que “no lee tanto en libro electrónico”.

A pesar de esta realidad, la mayor parte de los libreros castellano-manchegos han coincidido en que el porcentaje de venta “real” de libros en formato electrónico es “mínimo”, ya que existe “mucha descarga ilegal”.

De este modo, , empleada de Librería Santa Bárbara, en Toledo, ha subrayado que el cliente en papel “es mayor”. “A la gente que le gusta leer en profundidad, le gusta pasar páginas y oler el libro”, ha dicho , encargada en la Librería Biblos, en Albacete.