Bono, que hizo esta afirmación durante la inauguración en Toledo del Centro de Operación de Energías Renovables (CORE) de , felicitó a esta compañía por su apuesta por la mejora de la calidad del servicio que ofrece en Castilla-La Mancha, también en cuanto a generación de energía eólica, y manifestó su deseo de caminar en la misma dirección.

Así, el presidente aseguró no estar dispuesto “a detestar a ningún empresario de esta tierra para ganar un voto, un aplauso o un titular en prensa” y añadió que “queremos buscar el entendimiento y el acuerdo” con quien crea riqueza y empleo en Castilla-La Mancha, como es el caso de Iberdrola.

Por último, el jefe del Ejecutivo autonómico dijo estar dispuesto a seguir en esa dirección y “con el mismo nivel de concordia”, siempre respetando el medio ambiente.

En este sentido, agradeció el trabajo de los ecologistas, a los que se escucha y atiende en sus peticiones, pero recordó que “no les corresponde a ellos la defensa del medio ambiente, sino al Gobierno, que para eso lo han elegido”.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Galán, puso a Castilla-La Mancha como ejemplo de apuesta por las energías renovables, motivo por el que el Centro de Operación de Energías Renovables se ha instalado en Toledo.

El CORE es un centro de telecontrol de instalaciones de generación de energías renovables que presta sus servicios al parque renovable de Iberdrola y a otros agentes del sector.

Se trata de una iniciativa pionera en el sector, tanto por la tecnología de vanguardia con la que está equipado como por su funcionamiento y su alcance, en la que Iberdrola ha invertido cuatro millones de euros.

Durante su intervención, Ignacio Galán anunció además la construcción de la línea de alta tensión entre Albacete y Ciudad Real, la Transmanchega, que redundará en una mejora de la calidad del suministro en Castilla-La Mancha.