Las concentraciones se celebrarán de forma simultánea en capitales de toda España bajo el lema ‘La caza, nuestra forma de vida’. La iniciativa reivindicará de forma festiva “el orgullo de ser cazador” y exigir el fin de las “agresiones y ataques” contra un colectivo que practica una actividad “legal y vital” para el mundo rural.

El presidente de la Real Federación Española de Caza, , ha asegurado que frente a quienes exigen prohibiciones y promueven el odio, los cazadores son personas corrientes que piden respeto para seguir practicando su modo de vida en “paz y libertad”.

“Ha llegado el momento de que el cazador se movilice, salga a la calle y defienda su actividad ante la sociedad. El futuro de la caza depende del compromiso del colectivo con la defensa de su modo de vida”, ha defendido.