La brecha salarial media en Castilla-La Mancha es del 26%. La ganancia media de las mujeres es de 18.097,55 €, mientras que la de los hombres es de 22.765,56€. La brecha aumenta hasta el 80% en los niveles salariales más bajos y hasta el 93% en las ocupaciones más básicas, donde las tareas que realizan mujeres y hombres son similares, pero se les incluye en diferentes categorías.

Estos son algunos de los “alarmantes y sangrantes” datos que nos arroja el informe sobre “La brecha salarial en Castilla-La Mancha” elaborado por CCOO CLM y que han presentado hoy en rueda de prensa la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, Mª , y la secretaria regional de Mujer e Igualdad, .

Castilla-La Mancha es la segunda región con menor renta disponible del país, por lo que ya partimos de una media salarial baja, lo que sitúa a las mujeres de la región en una situación de mayor precariedad.

Si comparamos el salario medio de una mujer de la región con el de un hombre en el conjunto del Estado (25.727,24€), la brecha alcanza el 42%.

CCOO advierte que la situación es mucho más preocupante en los niveles salariales más bajos, donde la brecha salarial supera el 80%.

Si analizamos las ocupaciones, las más básicas están organizadas en dos grupos, uno denominado ‘ocupaciones elementales’ y otro ‘operadores de instalaciones y maquinaria’, que en tareas suelen ser bastante similares, pero en el primero se encuentran más mujeres y en más hombres. Si comparamos sus salarios medios la brecha llega al 93%”, denuncia Castellanos.

Son diferentes los factores que explican la desigualdad entre lo que perciben los hombres y las mujeres, por un lado que cuando “las mujeres acceden al empleo lo hacen se ocupan en servicios, tienen baja presencia en la , no tienen presencia en los puestos de mayor responsabilidad ni en las carreras prolongadas y en su contratación tiene un peso destacado la jornada parcial y la temporalidad”.

En este sentido, Castellanos ha explicado que en , donde los salarios son más altos, la presencia de mujeres está por debajo del 25%. El 75% de los puestos de dirección los ocupan hombres. Las carreras profesionales de las mujeres son más cortas o tienen más interrupciones. Quienes tienen una antigüedad en sus contratos entre 20 y 30 años tienen salarios que superan en más de un 120% a quienes tienen un año. El 79% de las personas que tienen esta mayor antigüedad en sus contratos en la región son hombres.

Respecto de los complementos salariales, los que reciben los hombres superan en un 34% a los que reciben las mujeres. También hay diferencias en las horas extra, a un hombre, de media, se le paga un 288% más que a una mujer. Y en lo que se paga por hora en función del tipo de contratación: en los contratos parciales (que se hacen más a mujeres) el salario medio por hora de trabajo es un 27% inferior que en los contratos a jornada completa.

“Tras la brecha salarial existe también un problema de ausencia de reparto justo de la riqueza y de las obligaciones, tras la brecha está el conflicto capital-trabajo, pero también está el patriarcado y los roles de género”, denuncia Castellanos.

Por su parte, la secretaria regional de Mujer e Igualdad de CCOO CLM ha explicado una serie de propuestas para actuar y que contribuirán a mejorar la situación de las mujeres en el mercado de trabajo.

Entre ellas, priorizar la contratación indefinida a tiempo completo de mujeres o la conversión a contrato indefinido a tiempo completo de las que tienen contrato a tiempo parcial; en definitiva mejorar la calidad del empleo.

Evitar la segregación ocupacional que marca la presencia de un determinado género en sectores, ocupaciones y tareas. Y acabar con la segregación vertical, que incide en la presencia de mujeres en puestos y categorías inferiores de menor responsabilidad y salario.

Son necesarias políticas públicas que incentiven la corresponsabilidad en las tareas de atención y cuidado de menores y personas dependientes, así como la regulación de los permisos de maternidad y de paternidad para que éstos sean iguales, intransferibles y pagados al 100% para cualquier persona progenitora, señala Martínez.

También políticas activas de empleo para mujeres desempleadas con itinerarios personalizados en orientación, formación y recualificación profesional.

Otra de las propuestas de CCOO es la reducción de la temporalidad injustificada, a través de la penalización, incrementando la cotización por desempleo en los contratos temporales y reduciéndola en los indefinidos. En este sentido, la secretaria regional de Mujer e Igualdad ha manifestado que “son necesarios mayores recursos para que la Inspección pueda incrementar las actuaciones programadas en materia de brecha salarial y de vigilancia del principio de igualdad”. Asimismo, la Inspección debe reforzar y mejorar los mecanismos de control de la temporalidad y de la contratación a tiempo parcial, evitando el uso fraudulento de este tipo de contratación.

Apostar por el desarrollo de empleos verdes que favorezcan el desarrollo rural y la empleabilidad de las mujeres en este ámbito.

CCOO insiste en reivindicar la obligatoriedad de negociar planes de igualdad en todos los convenios colectivos. Para garantizar la igualdad es fundamental la legislación y la negociación colectiva. Dada la complejidad de factores que explican la brecha salarial y el conjunto de brechas de género es necesario que los convenios colectivos se negocien con perspectiva de género; en todas sus fases y dimensiones de la relación laboral, desde el acceso al empleo, las condiciones de trabajo, la formación, la promoción profesional, etc…

Martínez denuncia que “hay ocasiones en las que la diferencia salarial es el resultado de prácticas empresariales que directa o indirectamente discriminan a las mujeres, es en estos casos es donde debemos reforzar la actuación de la Inspección de Trabajo”.

CCOO exige que “a igual trabajo, corresponde igual salario”, afirma Martínez, quien añade que “la igualdad por razón de género y la prohibición de discriminación son derechos fundamentales reconocidos en el ámbito internacional, europeo y estatal”.

“No podemos tolerar la inacción del Gobierno en este tema, deben de escuchar las propuestas de los agentes sociales y atender las reclamaciones históricas de las sindicalistas. No puede ser que mientras en países como Islandia o Alemania aprueban leyes pioneras en cuanto a igualdad y brecha salarial, nuestro presidente del Gobierno descarte obligar por ley, a las empresas privadas a la equiparación salarial diciendo aquello de ‘no nos metamos en eso’. Es inadmisible”, denuncia Martínez.

Por último, CCOO hace un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras a secundar de forma masiva la huelga de dos horas por turno convocada el próximo 8 de Marzo contra la desigualdad, contra la brecha salarial y contra la violencia machista