El nuevo convenio colectivo de Metal de Toledo recoge una subida salarial total del 6%, repartida de la siguiente forma: el 1% para 2017, (con carácter retroactivo desde el 1 de Enero), el 1.4% para el 2018, el 1.6% para el 2019 y el 2% para el año 2020.

Las dieta tendrá un incremento del 10% y a la media dieta se le aplicaran los mismos porcentajes de subida del convenio cada año.

Así mismo se incluyen en el texto adaptaciones referentes a la Ley de Igualdad y la adaptación y actualización de la normativa vigente en casos como la paternidad o las vacaciones entre otros.

Desde Toledo afirmamos que el convenio colectivo sigue siendo el eje fundamental que articula las relaciones laborales del sector y posibilita, en contra de la opinión de los que quieren desarmar las relaciones laborales colectivas y convertirlas en individuales. Las empresas deben apostar por la calidad y la innovación de sus productos para ser más competitivas y dejar de lado que esa competitividad venga dada por unos bajos salarios y condiciones precarias de sus trabajadores. Es por ello que con esta firma entendemos que se da estabilidad al sector en toda la provincia.

Queremos afirmar una vez más la utilidad de la negociación colectiva, pues sigue siendo la mejor herramienta para la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, que al mismo tiempo consigue evitar la competencia desleal entre empresas y la desregulación de los precios del producto terminado que algunos empresarios pretenden con la eliminación de la negociación colectiva y su conversión en individual.

La firma de este convenio no supone el fin de nuestro trabajo, sino que ahora nos tocara garantizar en cada centro de trabajo de la provincia de Toledo el cumplimiento de lo pactado y exigiremos al conjunto de las empresas del sector su aplicación.