Ahora, denuncian los sindicatos, da un paso más: “pone en la diana a los funcionarios de carrera”.

“Mediante un mecanismo enrevesado y perverso, da un paso inusitado y único en la moderna historia de la española; un paso de gigante pero hacia atrás, hasta mediados del siglo XIX, para recuperar la figura del “cesante”, del funcionario sin destino, cobrando el 80% de su salario base durante dos años y después, al paro sin prestación alguna”, advierte , de CCOO.

La nueva amputación de la RPT ideada por el pone en la diana directamente a los 388 funcionarios de carrera que con el anterior Gobierno asumieron cubrir algún puesto de confianza -desde la secretaría de un alto cargo a la jefatura de un servicio-; del que fueron cesados al cambiar el Gobierno y que ahora están en un destino provisional a la espera de concursar para su plaza definitiva.

Lo que ha ideado Cospedal es amputar la RPT para impedir que estas 388 personas, o una parte de ellas, puedan concursar a plaza alguna. Quedarían así en “expectativa de destino” durante dos años, cobrando el 80% de su salario base; al cabo de los cuales se irían a su casa, sin derecho a paro, a esperar la convocatoria de un concurso en el que optar a conseguir plaza.

Los sindicatos lo califican de “aberración” y advierten de las consecuencias: primero, todos los funcionarios pueden verse en las mismas en cualquier momento; y segundo, y más importante, todos los funcionarios sabrán que pueden verse en esa situación si el gobernante de turno lo desea.

“Al cuestionar la estabilidad laboral del funcionario, Cospedal atenta directamente contra los principios básicos de la prestación del servicio público: la equidad e imparcialidad en el trato a los ciudadanos”, advierte González.

CCOO, UGT y STAS han convocado mañana movilizaciones en las cinco capitales de provincia de la región. Llaman a sumarse a todos los empleados de la Junta pero también a toda la ciudadanía, porque es el servicio público el que está en juego.

En Toledo habrá una manifestación que partirá a las 18.00 horas desde la palza de Toros para acabar en Zocodover. En el resto de las capitales, serán concentraciones: a las 18.00 en la Plaza Mayor de Albacete y en Los Jardinillos de Guadalajara; a las 19.00 en la plaza de Cervantes de Ciudad Real y a las 20.00 en Carreterías de Cuenca.

Porque además de despedir interinos y amputar plazas en la Administración regional, además de poner en cuestión la estabilidad laboral de los funcionarios de carrera; el Gobierno Cospedal está haciendo otras dos cosas:

Primero, mediante la nueva ley de tasas, empieza a cobrar a los ciudadanos por cualquier gestión administrativa. Incluso ha dado orden de retirar de los carteles con la Carta de Derechos del Ciudadano de todas las dependencias públicas de la JCCM.

Y, segundo, está entregando a entidades privadas la gestión de expedientes y trámites administrativos de naturaleza pública.

Todas estas “iniciativas de vanguardia” de la presidenta Cospedal conducen a un mismo lugar: la destrucción de Lo Público y la voladura de los fundamentos de la cohesión social.

El director general de la Función Pública ha convocado el próximo viernes a los sindicatos para darles cuenta de sus planes. Tras muchas reclamaciones, aceptó in extremis enviarles el documento sobre la nueva RPT. Como es habitual, no piensa negociar nada. Sólo tendrán 0,1 segundos para dedicar a cada plaza a suprimir.

Los sindicatos han pedido hoy el cese de este director general, porque “no podemos seguir permitiendo que un enemigo declarado de lo público esté al frente de nuestra Administración Pública”.

Los sindicatos instan al Gobierno Cospedal a paralizar cualquier nueva amputación de la Administración regional. CCOO, UGT y STAs entienden que es necesario y conveniente revisar y mejorar la RPT, pero tal objetivo no tiene nada que ver con la sangría constante que está ejecutando el Gobierno.

El director general tiene que facilitar toda la información a los representantes de los trabajadores y sentarse con ellos a analizar la actual RPT y a proponer, negociar y acordar las mejoras precisas.