Se encierran en el Museo del Ejército coincidiendo con la reapertura de las instalaciones a cargo de una nueva empresa a la que Defensa no ha permitido subrogarse los contratos

El Ministerio y Ombuds “nos han robado nuestros puestos de trabajo; y quien roba tiene que cumplir la pena por su delito pero sobre todo tiene que restituir lo robado”

Toledo, 1 de diciembre de 2016. Tras ser “invitados” a abandonar el Museo bajo la amenaza de ser desalojados por la fuerza, los conserjes, acompañados por los secretarios generales de CCOO y de CCOO-Toledo, y , por varios los concejales de Ganemos en ayuntamiento de Toledo, por sindicalistas de CCOO y por trabajadores de otras empresas, han mantenido su concentración en la entrada del Museo hasta la llegada de la , alertada por los servicios de seguridad.

“Nos han robado nuestros puestos de trabajo; y quien roba tiene que cumplir la pena por su delito, pero sobre todo tiene que restituir lo robado”, reclamó , delegado sindical de los conserjes, que durante su movilización exhibieron carteles con frases como “Justicia para los trabajadores”, y “Ministerio de Defensa, responsable”

Calvo señaló que no descartan protagonizar nuevas acciones en defensa de sus empleos, aunque advirtió que deben mantenerlas en secreto hasta el último momento, para evitar que “el adversario, que no enemigo” las pueda conocer con anticipación y adopte medidas para coartarlas o impedirlas.

La movilización de hoy ha coincidido con la reapertura del Museo, que llevaba cerrado al público desde el pasado mes de agosto cuando los conserjes iniciaron una huelga para reclamar las cinco nóminas que les adeudada la empresa , adjudicataria entonces del servicio de conserjería.

Los permanentes conflictos laborales provocados por esta empresa, las reiteradas sentencias judiciales en su contra, la implicación de dos de sus dirigentes en un caso de presunto cohecho y prevaricación investigado por la Justicia Militar, y la acumulación de deudas salariales, terminaron por decidir al Ministerio de Defensa a rescindir el contrato con Proman desde el pasado mes de septiembre.

Proman despidió entonces a la mitad de los conserjes -los que tenían contratos por obra o ; y mantiene a los demás en situación de “permiso retribuido”, aunque ni paga a éstos ni salda las deudas salariales que mantiene con todos.

El Ministerio de Defensa, ya con Dolores de Cospedal al frente y con un ex alcalde de Toledo, , en la secretaria de Estado, ha contratado ahora el servicio de conserjería del Museo con otra empresa, Ombuds, por adjudicación directa, sin publicidad y, en principio, sólo durante cuatro meses.

Ombuds ya prestó este mismo servicio durante cuatro años, desde que el Museo del Ejército se trasladó al Alcázar de Toledo, en julio de 2010, y hasta que Defensa cambió la contrata a finales de 2014 y se la entregó a Proman.

En aquel cambio, Proman se negó a subrogarse los contratos de los conserjes que venían prestando el servicio desde la inauguración del Museo en Toledo, lo que finalmente tuvo que hacer por sentencia judicial tras un pleito promovido por CCOO en el que la propia Ombuds testificó a favor de la obligación legal de la subrogación.

Ombuds también ha mostrado ahora su disposición a subrogarse a los conserjes, pero requirió para hacerlo el respaldo y la aquiescencia del Ministerio de Defensa. Hasta el grupo municipal del PP reclamó la intervención de los responsables ministeriales para garantizar el futuro laboral de los conserjes, pero ni la ministra ni su secretario de Estado han respondido a esta demanda.

“No es de recibo que esta gente, que lleva tanto tiempo trabajando en la conserjería del Museo, se vea en la puta calle. No puede ser, es un hecho dramáticamente injusto. El Ministerio es quien tiene que decidir”, subrayó José Luis Gil.

Por su parte, el responsable de Negociación Colectiva de CCOO-Construcción y Servicios de CLM, , cuestionó la actuación de Defensa y advirtió que “los conserjes que inauguraron el Museo y que ahora están en la calle volverán tarde o temprano a su centro de trabajo, por la obligación legal de subrogación dictaminada ya por los tribunales en el anterior cambio de contrata.”