“Hay que ser muy estricto con estos productos que no curan, y este planteamiento del Gobierno no es ni estricto ni riguroso”, ha dicho la consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, , quien ha recordado que “no tienen evidencia científica detrás”. Además, ha propuesto eliminar del mercado todo aquel que no esté debidamente autorizado y registrado, a través de un plan “ágil” de retirada.

Asimismo, el consejero de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura, , ha advertido de que la homeopatía no ha superado ensayos clínicos que demuestren su eficacia, por lo que considera que no se trata de un medicamento y ha pedido a la Agencia Estatal del Medicamento que sea “muy estricta” a la hora de denominar los distintos productos.

“Clasificar un medicamento como medicamento requiere una serie de procedimientos, realizar ensayos clínicos… mientras no los tenga, no se puede considerar medicamento homeopático ni de ninguna clase”, ha apostillado el consejero extremeño.

Por su parte, el consejero de Sanidad del País Vasco, , ha insistido en la importancia de que Sanidad no financie estos productos y que se deje de llamarles medicamentos, algo que también ha señalado el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, .