Las 17 comunidades autónomas tienen un plazo de siete días, hasta el 2 de octubre, para hacer llegar a la sus observaciones a las propuestas planteadas por el Gobierno en la primera reunión del sobre viviendas turísticas (VUT), que contempla modificar la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), así como la creación de un registro único estatal y una definición de piso turístico.

La secretaria de Estado de Turismo, , ha trasladado este mañana a las CCAA y a la y Provincias (FEMP), la modificación de estas normativas durante la primera sesión del Grupo de Trabajo sobre Viviendas de Uso Turístico (VUT) donde también ha planteado la intención del Gobierno de crear un registro estatal único de pisos de uso turístico.

Con la modificación de estas normas, las comunidades de vecinos podrán prohibir por mayoría simple de 3/5 el establecimiento de pisos turísticos en su edificio, según detalló Oliver por la mañana a los medios de comunicación en un receso del encuentro.

En concreto, la propuesta de modificación de la LPH es rebajar a 3/5 la mayoría necesaria para prohibir el ejercicio de la actividad de alquiler turístico o fijar unas determinadas condiciones para su ejercicio.

SE PERFILA UNA DEFINICIÓN COMÚN DE VUT

En cuanto a la LAU, el Ejecutivo ha propuesto delimitar el arrendamiento de temporada a aquel que se realiza por períodos mínimos de siete días consecutivos, pero que en su totalidad no suponga el arrendamiento de la vivienda durante más de 45 días al año.

Con ello, el Gobierno quiere acotar la definición de arrendamiento de temporada en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que limita el alquiler de viviendas vacacionales y apartamentos por parte de particulares vinculándolo a la legislación turística de CCAA o aplica este régimen si no hay una norma autonómica.

UN PRIMER PASO

Durante la primera reunión de este Grupo de Trabajo de VUT, cuya reactivación se anunció en julio y se esperaba para este mes, se ha trabajado así sobre la propuesta de definición común de vivienda de uso turístico, que las CCAA puedan incorporar a sus respectivas normativas.

Al término de la reunión, Oliver ha valorado de manera “muy positiva” este primer encuentro, que continuará mañana en Industria. “La reunión de hoy ha sido un primer paso para intentar clarificar la problemática del alquiler turístico en España”, una cuestión “muy compleja jurídicamente” y sobre la que, según ha destacado el , , se va a “seguir trabajando”.

A la primera reunión han acudido representantes de todas las CCAA y de la FEMP, así como responsables de los ministerios implicados Industria, Fomento y Economía. Además, han participado casi una veintena de invitados del sector hotelero, empresarial, las plataformas, los vecinos, consumidores y sindicatos. En total, se ha invitado a participar a casi una veintena de representantes del sector turístico.