En rueda de prensa en , la secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO en la región, , ha explicado que mediante el asesoramiento directo que el Gabinete regional de Salud Laboral de CCOO realiza a la población trabajadora pretenden “mejorar sus condiciones de trabajo, intentando eliminar riesgos laborales que atentan contra su salud y seguridad, así como reclamar los derechos que les corresponden en materia preventiva”.

Payo ha advertido que “este aumento por parte de los trabajadores y trabajadoras en la demanda de asesoramiento del equipo regional de salud laboral es el reflejo de la falta de gestión preventiva en las empresas de nuestra región o la ineficiencia de la misma”.

Las consultas relacionadas con la exposición directa al riesgo han aumentado un 15%; las relacionadas con la materialización del daño un 18%; y las relacionadas con la inadecuada actividad preventiva un 20%, ha informado CCOO en nota de prensa.

Asimismo, se han incrementado en 2017 con respecto al año anterior en un 16% el número de visitas a empresas de la región. Se han visitado unas 300 empresas, —muchas de ellas micropymes donde el sindicato quiere incrementar su presencia—, lo que ha supuesto mejoras en prevención de riesgos laborales para unos 3.700 trabajadores y trabajadoras.

CCOO constata que existe un “cumplimento formal de la Ley de Prevención de Riesgos Laboral, pero no un cumplimento real de la misma”. También que la externalización de la gestión preventiva a través de Servicios de , que se da en más del 90% de las empresas, no permite la integración de la prevención en todos los estratos de la empresa; así como que hay una “manifiesta carencia formativa de la población trabajadora”.

En este sentido, Payo ha resaltado que para paliar esta falta de formación el sindicato ha desarrollado “una oferta formativa con un importante éxito de participación”. Más de 700 personas han realizado actividades formativas en materia preventiva durante el pasado año en cursos impartidos por CCOO en la región.

“Hemos ofrecido a los trabajadores de nuestra región tanto formación de nivel básico en Prevención de riesgos laborales, a través del Aula de Estudios Laborales y Seguridad Social UCLM-CCOO con cursos en Albacete, Ciudad Real, Guadalajara y Toledo en los que han participado unas 400 personas; y cursos de carácter trasversal abordando la prevención de riesgos concretos (riesgos psicosociales, riesgo de agentes citostáticos)”, ha afirmado.

Payo ha denuncia que la región es una de las regiones que junto con y están “a la cabeza en siniestralidad laboral, siendo Guadalajara la provincia con peores datos de todo el país”.

RETOS EN 2018

En este 2018, CCOO va a “intensificar la presencia en los centros de trabajo, visitando y asesorando a los trabajadores” y en formación quiere alcanzar de alumnado. En el mes de marzo darán comienzo los cursos de nivel básico de prevención de riesgos laborales que este año se ofertan en las cinco provincias, esperando superar los 600 participantes.

En el primer semestre del año está programada formación específica en investigación de accidentes, gestión de las mutuas en caso de accidente o enfermedad profesional, así como derechos y garantías de las y los trabajadores designados para la gestión preventiva en las empresas.

El sindicato ha mostrado su preocupación por el aumento de los accidentes de tráfico, tanto los accidentes in itinere como los que tienen lugar en desplazamientos durante la jornada laboral. De los 23 accidentes laborales mortales registrados hasta el mes de septiembre en la región, 10 fueron por causa del tráfico, 5 in itinere y 5 en desplazamientos durante la jornada.

Por ello, CCOO considera fundamental incorporar la gestión de la movilidad al centro de trabajo como elemento fundamental, por lo que impartirán por primera vez un curso de ‘Coordinador/a de movilidad’ que capacitará al alumnado para ofrecer a la empresa privada y las administraciones públicas soluciones a sus necesidades de movilidad sostenible, en términos sociales, ambientales y económicos. “La movilidad sostenible al trabajo reduce la contaminación atmosférica y acústica, frena el cambio climático y disminuye la accidentalidad viaria”.

El año pasado editaron además diferentes materiales de sensibilización, como los 15.000 carteles repartidos en los centros de trabajo de nuestra comunidad sobre riesgos en el embarazo, investigación de accidentes o etiquetado de sustancias químicas. “En este 2018 seguiremos reforzando estas actuaciones para aumentar la cultura preventiva”, ha concluido Payo.