Las principales trabas para las mujeres de Castilla-La Mancha a la hora de plantearse ser madres son las razones económicas y los problemas de conciliación de su vida laboral, familiar y personal. “La mala calidad del empleo en Castilla-La Mancha, la temporalidad y la parcialidad que sufren especialmente las mujeres, el desempleo y los problemas para poder compatibilizar trabajo y familia retrasan o incluso impiden que las mujeres castellano-manchegas decidan tener hijos”, han asegurado desde el sindicato en nota de prensa.

“Sin un empleo o con uno en condiciones altamente precarias o con serias dificultades para poder conciliar vida laboral, familiar y personal difícilmente las mujeres pueden plantearse la posibilidad de tener un proyecto de vida y ser madres”, ha afirmado la secretaria regional de Mujeres e Igualdad de, .

En este sentido, el sindicato ha exigido un empleo digno para las mujeres, estable, con derechos y en igualdad de condiciones al de los varones. Para CCOO, la precariedad laboral y la pobreza tienen cara de mujer y ha manifestado que “los datos lo demuestran”, ya que un 75 por ciento de las contrataciones a tiempo parcial que se realizan en la región son a mujeres, estas tienen una brecha salarial media con respecto a los hombres del 26 por ciento, que crece hasta el 80 por ciento entre quienes tienen los salarios más bajos, y un 64 por ciento de las personas en desempleo son mujeres.

Asimismo, CCOO de Castilla-La Mancha ha reclamado que “desde las empresas y las administraciones se fomente a través de la negociación colectiva y el diálogo social con los sindicatos una verdadera conciliación de la vida laboral, familiar y personas, con medidas, entre otras, como la racionalización de los horarios, para hacer un mejor uso del tiempo, posibilitando horarios flexibles en la entrada y la salida de forma que determinadas acciones ligadas a la vida familiar no supongan menoscabo en los salarios de las personas que realizan estas acciones”, ha señalado Martínez, añadiendo que “también hay que avanzar para alcanzar la corresponsabilidad”.

CCOO ha explicado que en Castilla-La Mancha un total de 78.186 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 55 años no han tenido hijos o han tenido menos de los deseados por razones económicas o por razones laborales de conciliación, según los datos de la Encuesta de Fertilidad publicada recientemente por el INE.

Concretamente, 19.561 mujeres no han tenido hijos por razones económicas y 20.063 han tenido menos de los deseados. Por razones de conciliación 21.274 no los han tenido y 17.288 menos de los deseados.

Además, la encuesta refleja que a medida que aumenta el nivel educativo se retrasa la maternidad y que las mujeres que trabajan tienen menos hijos.Por otro lado, las mujeres extranjeras tienen más hijos que las castellano-manchegas, cuya tasa de fecundidad es de 1,31 hijos por mujer, frente al 1,15, respectivamente.

También las mujeres que viven en el mundo rural tienen más hijos que las mujeres del ámbito urbano con una tasa del 1,21 frente a un 1,03 respectivamente