Así lo ha expresado en la capital alcarreña el secretario general de en la región, Ángel , acompañado del responsable del sector Agrario de la , , en el foro-debate ‘La Despoblación en Castilla-La Mancha. Retos del mundo rural’, organizada por el sindicato con la presencia de entendidos en la materia.

En declaraciones a los periodistas, León ha explicado cómo la evolución desde el año 2000 hasta el año 2017 se traduce en que, de los 919 municipios que hay en Castilla-La Mancha, 640 son de menos 1.000 habitantes y, de estos, 535 han perdido un 24 por ciento de su población, lo que supone un 61 por ciento del total.

Precisamente Guadalajara es, junto con Cuenca, la provincia de la región donde la situación es más dramática, con casi un 39 y un 38 por ciento de pérdida de población, respectivamente.

Por ello, CCOO, que se ha mostrado dispuesto a formar parte de las soluciones, ha planteado un pacto de Estado con apoyos políticos y recursos para combatir la despoblación, insistiendo en la importancia de crear empleo de calidad y digno como un medio para fijar población.

Por su parte, para Velasco, el despoblamiento del mundo rural se está agravando porque casi la mitad de los municipios españoles tienen menos de 500 habitantes y hay provincias y municipios con una población por debajo de la que tiene Laponia hoy en día.

Pero, además, ha insistido en que las ciudades tampoco van a ser sostenibles si se sigue en esta línea, apostando por trabajar para que en pueblos y ciudades haya los mismos derechos.

Por su parte, la catedrática e investigadora , experta en proyectos del mundo rural, ha hecho hincapié en su intervención en la idea de que la despoblación no es un problema demográfico sino que hay que entenderla como una “verdadera crisis de territorio”, conclusión a la que ha llegado analizando las causas.

“La crisis territorial de la despoblación es una crisis de Estado”, ha señalado, y ha hecho un llamamiento al titulo octavo de la Constitución que habla del Fondo de Compensación Territorial.

Para esta catedrática, experta en el estudio de la despoblación, el Estado tiene una responsabilidad y se decanta por políticas que vengan desde Europa y por modificar la Política Agraria Comunitaria (PAC) y por inversiones óptimas jerarquizadas “porque todo no puede ser AVE y la política de infraestructuras tiene que estar mucho más jerarquizada”.