El secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, de la Rosa, y la secretaria de la Mujer de la y Servicios de CCOO en la región, , han registrado esta mañana esta petición en las Cortes regionales con el fin de conseguir el reconocimiento de los derechos de estas personas trabajadoras a través de la ratificación del Convenio 189 de la OIT y la derogación de la enmienda 6.777, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

Esta enmienda contribuye, según CCCO, a mantener la discriminación de este sector durante cinco años más, retrasando la equiparación del sistema de cotización al hasta 2024, manteniendo a estas trabajadoras por debajo de los salarios reales, perjudicando su jubilación futura y las prestaciones contributivas, rechazando el pleno reconocimiento de sus derechos.

El sindicato ha recordado que desde el año 1976 las organizaciones sindicales llevan luchando contra la invisibilidad y la discriminación que sufren las trabajadoras del hogar, un sector que en Castilla-La Mancha emplea a más de 18.000 mujeres, muchas de ellas migrantes, y en el que al menos un tercio están en la economía sumergida. Con condiciones de trabajo muchas veces indignas, trabajando durante 24 horas al día como las internas, sin cobrar horas de presencia, expuestas a todo tipo de acosos y abusos sobre sus derechos humanos y teniendo que luchar para estar dadas de alta en la Seguridad Social.

Por su parte, el Convenio 189 de la OIT fue firmado en el año 2011 y ya ha sido ratificado por 17 países, entre los que no se encuentra España. Supone un instrumento para controlar y evitar prácticas abusivas fomentando entre otras cosas el cumplimiento de la ley, estableciendo una serie de normas que garantizan la protección de las personas del trabajo doméstico. Según CCOO, ratificarlo supondría otorgar unas condiciones mínimas, aunque no suficientes, para estas personas.

“CCOO pedimos para estas trabajadoras el derecho a la representación y la negociación colectiva, a la prestación por desempleo, jubilación parcial o anticipada, ayuda a mayores de 55 años, aplicación de la normativa de riesgos laborales y reconocimiento de enfermedades profesionales, reducir los periodos de carencia de la cotización para la prestación económica en los casos de incapacidad temporal y maternidad, y el otorgamiento a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de mayores medios y potestades para velar y proteger el cumplimiento de la ley”, ha apuntado el sindicato.

Desde CCOO han emplazado a que se ratifique lo antes posible el Convenio 189 OIT para después abrir una mesa de negociadora con los agentes sociales y económicos que nos permita conocer y regular las necesidades del sector como en cualquier actividad productiva.