“La Administración ha cumplido con los compromisos adquiridos con este sindicato y por fin ha convocado plazas para personal de cocina, así como categorías de personal de oficios que nunca habían sido convocadas, en total 128 plazas que despejan dudas sobre hipotéticas externalizaciones de servicios que tanto preocupan a estos colectivos”, ha señalado el sindicato en nota de prensa. Sin embargo, la secretaria general de CCOO-Sanidad en la región, Chelo Cuadra, ha considerado que “este es el primer paso de muchos más que tienen que seguir dando en próximas convocatorias”.

“Otra reivindicación para CCOO fundamental es la adaptación de los temarios para personas con discapacidad intelectual, con el fin de que la convocatoria de plazas no sea papel mojado como ha ocurrido con las anteriores. De poco les sirve a estas personas que haya un número de plazas convocadas si luego el acceso es imposible por la falta de adaptación. Para ello es necesaria la modificación de la Ley de Empleo, un compromiso que pronto será también una realidad”, ha apuntado Cuadra

Cuadra ha manifestado que la OPE “supone la consolidación de empleo en nuestra Sanidad Pública regional, un proceso totalmente necesario tras una travesía de cinco largos años sin convocatoria de empleo público, que nos ha llevado a un índice de temporalidad acumulada de más del 20 por ciento”.

“Estas convocatorias anuales están contribuyendo de forma determinante a recuperar empleo público, base fundamental para empezar a crecer. Según los datos de censos electorales facilitados por la Administración, desde febrero de 2015 a febrero de 2019 la plantilla del Sescam ha aumentado en 1.730 personas, pasando de 26.885 a 28.615. Pero todavía queda lejos la cifra de 30.387 profesionales con los que contaba la sanidad pública en el año 2010 y que desde CCOO consideramos que más pronto que tarde hay que alcanzar”, ha apuntado.