La secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, , critica que en la reunión de la Comisión regional de Flujos Migratorios que tuvo lugar a finales del mes de noviembre para hablar de la campaña de la aceituna, las organizaciones agrarias presentes se preocuparon más de sus reclamaciones en su perfil de gestoras que en poner en común las posibles dificultades y la coordinación para dar respuesta a estas previsiones.

“Hubo incluso quien tras plantear estas cuestiones de gestoría se levantó y se fue sin escuchar al resto de la Comisión”, ha lamentado, para remarcar que “son los espacios de diálogo los que tienen que servir para coordinar y planificar las campañas agrícolas, en estos espacios se ha puesto a disposición de quienes lo necesiten los servicios de las oficinas de empleo que al parecer se están utilizando poco”.

“Sin duda, subir los salarios, mejorar las condiciones laborales, mejorar los alojamientos, son factores importantes, el empleo digno es la solución para las campañas, no los contingentes”, continúa Castellanos, quien para situar la realidad económica del sector indica que la aportación al PIB regional de la Agricultura se sitúa en 3.091 millones de euros en 2017, en este mismo año el sector pagó 399 millones de euros en salarios.

Según añade, los parados de Castilla-La Mancha quieren trabajar, “sea cual sea el lugar en el que nacieron, lo que no quieren es ser explotados para enriquecer a quien les explota”.