Así lo ha manifestado el secretario general de CCOO CLM, de la Rosa, en una rueda de prensa previa al tradicional “Cocido de la cuesta de enero” que cada año celebra el sindicato con los medios de comunicación.

“Venimos de unos años muy difíciles. Los trabajadores y trabajadoras han perdido hasta un 20% de poder adquisitivo, principalmente los salarios más bajos”, ha denunciado De la Rosa, quien añade que “es imprescindible para salir de esta situación y para escalar posiciones en el conjunto de la UE que se dé un impulso a los salarios con subidas por encima del 3%. Es de justicia, no es ninguna barbaridad, incluso puede ser escaso, si me apuras, en función de que sectores”. Por ello, “queremos plantear una posición flexible, atendiendo a la realidad concreta de cada sector o de la empresa en la que se enmarque cada convenio colectivo de referencia”.

Estos incrementos salariales, junto con la recuperación de derechos o medidas para combatir la desigualdad y discriminación que sufren las mujeres tienen que pactarse en los convenios colectivos. “La negociación colectiva tiene que vertebrar la recuperación económica y social en este país y en esta región”.

El líder regional de CCOO respecto del acuerdo alcanzado recientemente para la subida del Salario Mínimo Interprofesional ha señalado que supone establecer “justicia social”. “Tener un SMI dos veces y medio por debajo del de muchos países punteros de es algo vergonzoso, así las personas no pueden vivir con dignidad”.

CCOO se plantea a nivel confederal en este 2018 poder suscribir un Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) con las patronales CEOE y CEPYME que permita “restaurar el equilibrio en las relaciones laborales”.

En la región, “hay que estirar el Acuerdo que este verano firmamos con la patronal regional CECAM y llevarlo hasta sus últimas consecuencias. Vamos a ser exigentes con la patronal, hay que dar un salto cualitativo y cuantitativo en la negociación colectiva en nuestra comunidad autónoma”.

“El crecimiento de la economía en la región y en el país por encima del 3% tiene que repercutir en la recuperación de las personas y en una mejora decidida de la prestación de los servicios públicos con lo que se garantizan los derechos plenos de ciudadanía”, ha remarcado.

De la Rosa ha recordado que comenzamos la actual legislatura firmando con el Gobierno regional el Plan Extraordinario de Empleo que ha “intentado rescatar de la miseria” a las personas de Castilla-La Mancha. 24.000 personas se han beneficiado de la puesta en marcha de esta necesaria medida, que ha permitido a las personas trabajar durante seis meses y poder acceder al subsidio una vez finalizado el contrato si no ha sido posible continuar en el mercado de trabajo.

El secretario regional de CCOO ha hecho referencia a algunos datos que demuestran la difícil y precaria situación de nuestra comunidad autónoma. Cerca de 200.000 personas están en nuestra región en situación de desempleo, más de un 60% mujeres, que soportan tasas de paro que superan en nueve puntos a la de los varones y que sufren mayor precariedad. La pobreza tiene cara de mujer en nuestra región, donde un tercio de la población está en riesgo de pobreza o exclusión social.

Además, Castilla-La Mancha fue en el último trimestre la región de España donde más cayó en términos absolutos la población activa, en casi 13.000 personas.

La precariedad se ha convertido en la tónica general en nuestro mercado de trabajo. Un 95% de la contratación que se realiza es temporal y un 35% de los contratos apenas duran siete días. Para erradicar esta situación de precariedad laboral, CCOO CLM emplaza a que Gobierno, patronales y sindicatos nos sentemos en torno a una mesa para abordar este asunto, para hablar de la calidad del empleo y del futuro de la contratación.

Asimismo, De la Rosa ha exigido la derogación de la Reforma Laboral que “solo ha servido para deteriorar sin límites el derecho de la negociación colectiva y las condiciones laborales y los derechos de las personas”.

CCOO aboga por “un cambio de modelo productivo, tenemos que ser capaces de atraer el emprendimiento, impulsar la industria, también la industria agroalimentaria, no solo los servicios pueden ser los que tiren de la economía, aunque tienen que seguir siendo un importante motor”.

“Queremos coliderar, ser impulsores y promotores de propuestas” que permitan el crecimiento y desarrollo de Castilla-La Mancha, ha señalado De la Rosa, quien ha reclamado en este sentido que se dé un impulso a la red de infraestructuras que permitan el desarrollo económico e industrial de nuestra región, así como la generación de empleo.

Así ha dicho que “es imprescindible que el , y si es necesario desde el ámbito europeo, se tome en serio e invierta en mejorar la línea de ferrocarril de a , que pasa por Talavera cuya población sufre diariamente retrasos e incidencias en los trayectos”. También dar un impulso a las infraestructuras en materia ferroviaria en la provincia de Ciudad Real, desarrollar los centros logísticos de Albacete o , potenciar los aeropuertos de esta tierra y finalizar infraestructuras de carreteras como la autopista que une Albacete con Linares o acabar la opción sur de la Autovía A-43.

En materia de agua, CCOO CLM rechaza el trasvase Tajo-Segura y espera que este 2018 sea “el año del fin del trasvase. Es una aberración lo que se hace en materia de trasvases y que la cuenca cedente no tenga nada que decir, así como que haya miles de pozos ilegales y que las confederaciones hidrográficas estén al margen de la ley y de la política”. “El agua es vida y nuestros ríos se mueren. En el Tajo hace unos años se podía bañar, hoy es un lugar infecto”.

Para CCOO es necesario un Pacto de Estado en materia de agua y también un Pacto en Castilla-La Mancha, con una Mesa del Agua para hablar del Tajo y del Segura, con propuestas para recuperar los ríos.

De la Rosa reclama “un marco permanente y estable de diálogo social normalizado en CLM”. CCOO trasladaremos de manera formal esta propuesta al presidente de Castilla-La Mancha para que “cree este espacio de diálogo, del que puedan colgarse cada una de las acciones que nos son propias a los agentes sociales. Pedimos que el diálogo social recupere el protagonismo que merece”.

CCOO quiere arrancar este 2018 manteniendo también reuniones con los diferentes partidos políticos que conforman el arco parlamentario regional, así como con otros partidos que no lo conforman, para plantearles éstas y otras muchas cuestiones que queremos poner encima de la mesa este año, que tiene que ser el del diálogo social, concluye De la Rosa.