La PNL, firmada por el diputado socialista i Carbonell, debe debatirse en la Comisión de Políticas Integrales de la Discapacidad y reclama que el “Congreso inste al Gobierno, en coordinación con las comunidades autónomas, a regular, con la mayor urgencia posible, que todas las estaciones de servicio de carburantes cuenten con personal presente permanentemente en ellas que garantice una atención de calidad e igualitaria a los clientes con discapacidad”, ha informado CCOO en nota de prensa.

“La propuesta de Grupo Socialista en el Congreso coincide con la reivindicación más que justificada de las asociaciones de discapacitados y de Cermi, así como con la de los sindicatos y las patronales del sector y de las organizaciones de consumidores”, ha recordado la responsable del Sector de Gasolineras de CCOO-Industria, .

Así, ha mantenido que confían “en que esta PNL obtenga el respaldo necesario en el Congreso y fuerce al Gobierno y a las comunidades autónomas a impedir la proliferación de estaciones desatendidas” por lo que ha pedido al y a los grupos parlamentarios en las Cortes regionales “que trabajen en este mismo sentido”.

“Castilla-La Mancha fue la primera Comunidad Autónoma en dotarse de una norma para exigir la presencia de al menos un empleado en cada gasolinera; y sigue siendo una de las pocas que la tienen”, ha explicado. Sin embargo, “esta normativa se ve cuestionada por las disposiciones europeas que, de forma incongruente y atropellada, pretenden facilitar la expansión de las gasolineras desatendidas lo que, entre otras cosas, es absolutamente incompatible con la garantía de los derechos de personas con discapacidad”, ha afeado.