CCOO ha celebrado en Cuenca un plenario de Acción Sindical con los responsables de la negociación colectiva en la provincia, donde este año tienen que negociarse cinco convenios colectivos que afectan en su conjunto a unos 6.600 trabajadores y trabajadoras: Campo (5.000), (1.000), Madera (300), Transporte de Viajeros (200) y Ayuda a domicilio (100).

La secretaria regional de Acción Sindical y Formación Sindical de CCOO CLM, , remarcó durante su intervención en el plenario que “tenemos que dar un impulso y recuperar el papel clave que juega la negociación colectiva en la reposición de derechos y en la mejora de las condiciones laborales de las personas”; y defendió que “la negociación colectiva es el principal instrumento con el que contamos como sindicato y como trabajadores para recuperar unas condiciones laborales dignas y la capacidad adquisitiva que se ha ido perdiendo en los últimos largos y duros años de retroceso y devaluación”.

Ante el crecimiento económico que la región viene experimentando en los últimos años y unas halagüeñas previsiones para este 2018, ante una realidad de crecimiento de los beneficios empresariales, CCOO exige una “redistribución justa de la riqueza que permita avanzar en la erradicación de una insostenible desigualdad social y empobrecimiento laboral”, afirma Vidal.

“En este 2018 hay que consolidar un cambio en la negociación colectiva hacia el crecimiento y la recuperación de derechos, que con la excusa de la crisis económica y una Reforma Laboral regresiva y dañina, patronales y Gobiernos se han llevado por delante”.

Por su parte, la secretaria general de CCOO de Cuenca, Mª , hace un llamamiento a la patronal en la provincia “a la responsabilidad y el compromiso con la recuperación de los derechos y salarios de la clase trabajadora y con el empleo estable y de calidad y en condiciones de igualdad”.

En este sentido, ha recordado que Cuenca es la provincia de la comunidad autónoma con salarios más bajos, por lo que “habrá que hacer un esfuerzo añadido para acabar con este déficit, con subidas salariales que deben situarse al menos en torno al 3% o incluso por encima”.

Otro de los retos para CCOO es avanzar en materia de igualdad. “Sindicatos, patronales y Gobiernos tenemos que ser capaces de acabar con la desigualdad y discriminación que siguen sufriendo las mujeres, que cobran menos que un hombre por hacer un mismo trabajo, que tienen más dificultades para incorporarse al mundo laboral, que cuando lo hacen es en condiciones más precarias, y que tienen mayores dificultades para acceder a los puestos de responsabilidad”.

Por ello, CCOO estamos pidiendo a los Gobiernos y al empresariado medidas efectivas para combatir la desigualdad y vamos a llevar a todas las mesas de negociación la reivindicación de que en todos los convenios colectivos se incluya la obligatoriedad de hacer planes de igualdad las empresas, concluye Mesas.