Desde entonces, la UTE no está encargando servicios ni ordenes de trabajo a la empresa expulsada, que a su vez mantiene sin trabajo efectivo a sus empleados, por lo que se está produciendo una clara vulneración del derecho laboral y un incumplimiento del deber empresarial.

“Fruto de un problema interno entre las empresas que componen la Unión Temporal de Empresas y que han gestionado el transporte sanitario desde finales del año 2012, se está perjudicando los intereses de unos trabajadores, que siguen acudiendo todos los días al centro de trabajo, uniformados y preparados para realizar los servicios que han venido prestando, en el transporte sanitario programado, hasta hace quince días”, denuncia , responsable del Sector de Carretera de la FSC-CCOO de Cuenca.

“Nos consta que el SESCAM es conocedor de esta situación, pero hemos considerado que había que actuar ya hemos solicitado una mediación en el Jurado Arbitral Laboral, que está convocada para mañana viernes por la mañana y a la que están llamados, además de CCOO como promotores, los mediadores y los representantes de la empresa “Ambulancias Sto. Niño de la Bola, la UTE Ambulancias Conquenses y la nueva empresa que gestionará a partir del mes de octubre el transporte sanitario en la provincia: UTE del Transporte , S.A y Nuevas Ambulancias , S.L.”

“Queremos que se asegure y garantice que estos quince trabajadores van a ser subrogados por la nueva adjudicataria, pero para eso hay que aclarar cuál es la situación legal de éstos, tras la controversia interna entre la UTE matriz y una de las tres empresas que la formaban, y que tenía una representación del 8,33%”, explica Bobillo.

CCOO descarta “otras acciones y gestiones en otras instancias para salvaguardar los derechos y el futuro de estos profesionales que ahora no pueden desarrollar su trabajo por una conducta deliberada de la UTE principal y que está prestando estos servicios con sus propios medios, aumentando la carga de trabajo a otros trabajadores de bases próximas o localizadas en la comarca manchega”

El responsable del Sector de Carretera de la FSC CCOO-Cuenca recuerda además “la situación que vienen sufriendo los trabajadores del transporte sanitario en la provincia desde que fue adjudicado este servicio a la UTE compuesta por empresas conquenses; que no reconoció la subrogación, antigüedad y derechos de los empleados de la contrata precedente, Transaltonzano, y procedió al despido de trabajadores, entre ellos el presidente del y otros delegados de CCOO.”

“Llevamos casi cinco años de recorrido judicial en el que los trabajadores, gracias al apoyo de CCOO y su asesoría jurídica, han conseguido fallos favorables en los Juzgados de lo Social de Cuenca y en el ; pero la UTE, a la que le quedan apenas tres meses de gestión, ha recurrido en casación al Supremo para seguir dilatando intencionada y caprichosamente una situación que se podía haber solucionado ya, en aras de los intereses de los trabajadores”, remarcó Bobillo