Las personas extranjeras suponen el 10% de la afiliación a la Seguridad Social de Castilla-La Mancha, pero dentro del S.E. Agrario alcanzan el 51%.

Así lo ha indicado la secretaria de Empleo y Políticas Sociales de CCOO Castilla-La Mancha, , que ha destacado, que en estos días que comienza la vendimia, “el papel que desempeñan las personas extranjeras en el campo de Castilla-La Mancha y que será aún más relevante para la recolección de la uva. A cambio de un trabajo que es fundamental para la economía regional, no pueden recibir explotación y abusos”.

En este sentido, ha asegurado que patronales y empresarios agrícolas “deben garantizar la formalización de los contratos de trabajo, el alta en la Seguridad Social y la declaración de las jornadas reales; así como el cumplimiento de lo establecido en el convenio colectivo de aplicación, tanto en las tablas salariales como en las condiciones de trabajo”.

Por ello, desde el sindicato estarán “vigilantes” para denunciar “los fraudes y los abusos” y también trabajarán “para evitar que se produzcan, para ello espacios como las reuniones de flujos migratorios con la Delegación del Gobierno y los agentes sociales son imprescindibles”, según ha informado CCOO en nota de prensa.

En este sentido, la secretaria de Empleo y Políticas Sociales de CCOO ha recordado que “el problema del desempleo en Castilla-La Mancha también está muy presente entre las personas extranjeras”.

“Por eso no compartimos que desde las organizaciones agrarias se pidan contingentes de personas extranjeras para atender las campañas agrícolas. Lo que hace falta es trabajo digno y no explotación como vemos de forma recurrente en el campo, donde el salario medio anual en Castilla-La Mancha apenas supera los 7.000 euros según la , al tiempo que el sector ha visto crecer su aportación al PIB en más de 1.000 millones de euros en la última década”, ha dicho.