“Ante la incertidumbre que sigue rodeando al futuro de los servicios de transporte de viajeros de las denominadas VAC-114 (Cuenca--Albacete) y VAC-212 (Puertollano-Albacete-Valencia) y que transcurren en buena parte por municipios de La Mancha y la Manchuela conquenses, reiteramos nuestra exigencia a las administraciones concernidas, tanto al como a la Junta de Comunidades, del mantenimiento de los servicios y de todos los puestos de trabajo”, ha señalado el responsable del Sector de Carretera de la FSC CCOO-Cuenca, .

“Para garantizar el empleo, la empresa que resulte concesionaria de estos servicios debe subrogarse a los casi treinta trabajadores, algunos con centros de trabajo en la provincia de Cuenca, tal y como marca el acuerdo marco estatal de transporte de viajeros”, han recordado este sindicato en nota de prensa.

Bobillo ha recalcado que la supresión de estas líneas, “además del perjuicio sobre los empleados de la empresa que sigue prestando este servicio -Monbús, en la que se integran Alsina y Requenense- acarrearía también una pérdida de calidad en un servicio de competencia pública que es un elemento de vertebración territorial y comunicación entre municipios, siendo el desarrollo de estas zonas rurales siempre el mayor perjudicado”.

“Tenemos muy malas experiencias en el sector de transportes en la provincia de Cuenca, como es el problema que sigue pendiente del veredicto judicial tras cinco años con la adjudicación a una UTE para gestionar el ámbito de las ambulancias, pero por parte de CCOO no vamos a escatimar esfuerzos y acciones legales para evitar más perjuicios a los que siempre pagan el pato en estas situaciones: los trabajadores”, ha avisado Bobillo.