CCOO ha insistido en nota de prensa en que este retorno del servicio a la Administración regional, llevado a cabo “en otras comunidades autónomas”, ha demostrado “que se puede así ahorrar dinero al erario público, ofrecer un mejor servicio y dar más garantías a los trabajadores, acabando con los continuos problemas que surgen licitación tras licitación”.

Desde el sindicato han insistido en que esta decisión anunciada “no puede suponer ningún perjuicio para las y los actuales trabajadores del transporte sanitario en las provincias de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara, ni agravios para los de Cuenca y Toledo”.

“Vamos a estar pendientes en caso de que la Junta no asuma la gestión directa de los pliegos de condiciones que se elaboren para relevar a una vez se rescindan los contratos con esta empresa. Reclamamos participación en la redacción de estos pliegos a través de la mesa de diálogo pertinente, para que se tengan en cuenta las propuestas sindicales”, han sostenido.

Para el sindicato, los pliegos tienen que tener una cuantía económica “mucho más elevada” que los anteriores, de manera que “se garantice la correcta prestación del servicio y el cumplimiento del Acuerdo de Estabilidad en las contratas de la Junta, empezando por garantizar los costes salariales acordes al IV Convenio Colectivo regional del sector, acordado recientemente por la patronal y los sindicatos”.

“No entendemos que no se rescindan los contratos en otras provincias como Cuenca, donde los incumplimientos de la actual adjudicataria del servicio, la UTE Ambulancias Cuenca, son inadmisibles. No abona dietas a los trabajadores que prestan servicios 24 horas, no abona correctamente el complemento de horas de presencia con el consiguiente fraude a la cotización de la Seguridad Social. Pedimos al Sescam responsabilidad, racionalidad y equidad, para que se parta de una situación de igualdad en toda la región”, ha reclamado CCOO.

USO, “SATISFECHA” CON LA DECISIÓN

Por su parte, USO se ha mostrado “satisfecha” con esta decisión. “Tras múltiples denuncias ante Inspección, movilizaciones y paros, por fin el Sescam ha atendido nuestras reivindicaciones y ha tomado medidas para dignificar el transporte sanitario castellanomanchego. El acta de infracción por obstrucción a la labor inspectora, emitida por Inspección de Trabajo hace una semana, después de múltiples denuncias interpuestas por nuestro sindicato, ha sido determinante a la hora de iniciar la rescisión del contrato”, ha explicado , secretaria general de USO en SSG, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

En este sentido, desde USO han solicitado al Sescam que “garantice el empleo y el pago de los salarios a los 1.000 trabajadores de SSG hasta que se rescinda el contrato, así como la subrogación de la plantilla una vez se resuelva el nuevo concurso”.

“Por otro lado, consideramos que la Junta de Castilla-La Mancha debería hacerse con el control de las ambulancias, acogiéndose a un modelo cien por cien público que ofrezca las garantías necesarias para los ciudadanos, pacientes y trabajadores”, ha reivindicado Notario.