El secretario general de CCOO en la región, de la Rosa, ha insistido en que la valoración es “muy positiva”, según ha informado el sindicato en nota de prensa. “Ahora hay que buscar más apoyos parlamentarios porque no es solo un acuerdo de investidura sino una acción legislativa que tiene que durar cuatro años”, han instado desde CCOO.

Comisiones Obreras confía en que una vez que el Gobierno quede constituido se acometan “las reformas de calado que necesita este país, empezando por corregir la reforma laboral, derogar la reforma de pensiones y hacer una reforma fiscal en profundidad”.

Junto a estas reformas, que han de ser “una prioridad” para el nuevo Gobierno que se constituya, desde el sindicato ven necesario abordar otras de carácter más estratégico, “en un momento en el que hay un riesgo de paralización de la economía, de cierta ralentización de la economía, en el que hay que hacer políticas que la hagan frente y que sirvan para crear empleo porque seguimos con una tasa de paro muy elevada”.

“Los trabajadores y trabajadoras de este país y la mayoría social no pueden esperar más, por ello nos congratulamos por el acuerdo alcanzado por PSOE y Unidas Podemos, porque este país necesita de un Gobierno progresista que articule políticas económicas y sociales que permitan combatir la desigualdad, la precariedad en el empleo, que garanticen unos servicios públicos de calidad, unas pensiones dignas y que se produzca una redistribución de la riqueza y del crecimiento que se está generando y que solo está llegando al bolsillo de unos pocos”, ha señalado De la Rosa.

“Un acuerdo de gobierno progresista que tiene que llevarnos a la necesaria corrección de la reforma laboral y a la implementación de políticas sociales, situando a los trabajadores y trabajadoras en el centro para permitir la recuperación de estos y que puedan salir de una crisis de la que nunca han salido”, ha añadido.

Por último, Comisiones Obreras ha manifestado su “absoluta disposición” en el marco del diálogo social para negociar y para defender la posición de los trabajadores y trabajadoras.