Esta decisión, según ha informado CCOO en una nota de prensa, está derivada del cumplimiento del I Acuerdo de Mejora del empleo público firmado a nivel estatal el pasado año y que posibilita la convocatoria de plazas ocupadas en tres años atrás, además de que no computen a efectos de tasa de reposición las plazas dotadas presupuestariamente desde antes de enero de 2005 y ocupadas ininterrumpidamente de forma temporal o interina. Casi 500 plazas de la OPE firmada responden a este acuerdo.

“Desde el 2016 hasta la actualidad se han dado pasos determinantes para la estabilización de plantillas y la reducción de la precariedad en la sanidad pública, base fundamental para emprender el camino del crecimiento”, han señalado desde el sindicato.

Con las convocatorias de la OEP 2016, la de 2017, la aprobada el viernes y la que se debe negociar y acordar para 2019 se estará “muy cerca de conseguir unos índices de temporalidad de entre el 6 y el 8 por ciento, objetivo que cumpliría con lo acordado en Mesa General de Empleados Públicos a nivel estatal”.

Sin embargo, la prolongación del procedimiento judicial, “aun inconcluso”, entablado a raíz de la Oferta de Empleo Público del Sescam del 2009, “ha impedido hasta ahora emprender la recuperación del empleo destruido en la pasada legislatura”.

“Ni en la OEP del año pasado fue posible aplicar el I Acuerdo de Mejora del Empleo Público, ni en la OEP de 2018 aprobado el viernes hemos podido aprovechar el II Acuerdo en lo que respecta a crecimiento/recuperación de empleo”, han dicho.

Para el sindicato, el Gobierno anterior “dejó un déficit de 4.000 puestos de trabajo respecto a la plantilla de 2010. A fecha de hoy solo se ha recuperado un 10 por ciento, por lo que se hace necesario que las próximas convocatorias contemplen los índices de crecimiento necesarios para igualar o superar los niveles de empleo máximo del año 2010 y que la sanidad pública de Castilla-La Mancha ofrezca a los ciudadanos y ciudadanas la calidad asistencial que se merece, y a la vez resulte atractiva para los y las profesionales sanitarios”.

Desde CCOO confían en que la OEP 2009 quede resuelta “cuanto antes, de forma que se pueda negociar y acordar la OEP de 2019 antes de que concluya la actual legislatura”. Esta OEP, la de 2019, “debe dar un fortísimo empujón a la recuperación del empleo en el Sescam, acumulando lo que no se ha podido recuperar en las OEP de 2017 y de 2018”.

Respecto a la OEP 2018 acordada el viernes, CCOO ha valorado “de forma positiva la convocatoria” de 168 plazas en la categoría de pinches, así como el importante número de plazas de Personal Facultativo (365) y Enfermería (310).

“Nos preocupa sin embargo la situación del colectivo de informáticos que no ha tenido nunca oportunidad de consolidar sus plazas y para el que siempre hemos defendido un proceso de consolidación, teniendo en cuenta la particularidad de este colectivo y el alto nivel de formación y preparación que han tenido que desarrollar para hacer frente a las innovaciones tecnológicas que una asistencia sanitaria de calidad exige”, han aseverado.

También han destacado el compromiso de negociar un nuevo baremo que aumente el peso de la experiencia respecto a la convocatoria de 2016 y que por la Ley de Empleo vigente impedía que superase el 25 por ciento del valor total. Este acuerdo para CCOO “es muy importante teniendo en cuenta el alto índice de temporalidad que todavía existe en nuestro servicio público de Salud en determinadas categorías”.

Sin embargo, para el sindicato son muchos los temas que aún quedan pendientes como la recuperación de la Carrera Profesional para todos los trabajadores de la sanidad pública, incluyendo los interinos, así como el incremento de retribuciones, el complemento de la IT y la jornada de 35 horas, por lo que han instado a la Junta “para que cuanto antes convoque Mesa General para dar cumplimiento también a estos acuerdos también aprobados a nivel estatal”.