El responsable del Sector Transporte de la al Ciudadano de CCOO en Castilla-La Mancha, , ha asegurado que su sindicato se ha dirigido formalmente en dos ocasiones tanto a la patronal como a UGT para iniciar estas conversaciones, pero ha afirmado que sus intentos “han resultado infructuosos”, según ha informado CCOO en nota de prensa.

“Mientras tanto, los 1.700 trabajadores afectados siguen sufriendo día a día en sus puestos de trabajo y mes a mes en sus nóminas los gravísimos recortes laborales y salariales del actual convenio, pactado en 2013 por la UGT y por las empresas seleccionadas por Cospedal”, ha criticado, recordando que este convenio “provocó la destrucción de empleo y facilitó más de 150 despidos y supuso un retroceso sin precedentes tanto a nivel de condiciones de trabajo como en los salarios”.

El responsable del Sector Transporte ha comentado que CCOO está planteando la necesidad de un nuevo convenio desde el cambio de contratas, el pasado 1 de octubre de 2017.

“Es hora de eliminar la totalidad de los dispositivos de localización que, pese a la sentencia del Supremo, aún quedan hoy en la región. Es hora de dotar a los Soportes Vitales Básicos del número de trabajadores correcto, en vez del que imponen las empresas, y es hora de que los trabajadores empiecen a recuperar el poder adquisitivo”, ha manifestado.

Tercero ha reclamado “una respuesta inmediata y positiva” y ha señalado que, si no la hubiera, CCOO iniciará los trámites oportunos ante el para forzar la negociación del IV Convenio Colectivo del Transporte de Enfermos y Accidentados de Castilla-La Mancha, sin descartar tampoco la realización de movilizaciones.