“Analizando los distintos términos que componen el nombre de la asignatura: igualdad, tolerancia y diversidad; no podríamos posicionarnos de otro modo”, subraya la secretaria regional de Política Educativa de la ”, .

Garrido señala que “la escuela no solo debe actuar como transmisora de conocimientos; debe participar activamente en la construcción de ciudadanos; debe ejercer como transmisora de valores que faciliten la convivencia entre los seres humanos”.

“Podríamos tratar cada uno de los puntos que engrosan el contenido curricular de esta nueva asignatura y no nos cansaríamos de dar argumentos en positivo. Así que es evidente que si nos preguntasen si CCOO quiere esta asignatura dentro del currículo, diríamos sí. Un sí rotundo. Sí, queremos impartirla. Sí, queremos que nuestro alumnado la curse. Sí, porque queremos una educación basada en la tolerancia y el respeto”, concluye.