Así se ha pronunciado el sindicato este martes en un comunicado tras conocerse este martes que el número de pensiones en la comunidad autónoma es de 376.334, con una cuantía media de 929,49 euros, según datos del , .

La secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, María de los , ha apuntado que el 46,5% de las pensiones de las mujeres tienen complementos mínimos y ha puesto el foco en la brecha entre hombres y mujeres en la región, la cual se situó al finalizar 2019 en el 38,9%.

Motivo por el cual, ha reclamado al Ejecutivo autonómico incidir en políticas sociales que avancen en servicios como la dependencia, cuya ayuda económica es “claramente insuficiente” para las pensionistas, “teniendo en cuenta sus bajos ingresos”.

Castellanos ha citado datos facilitados por el propio Gobierno regional, según los cuales mientras que en el periodo julio 2015 diciembre de 2019 la prestación de plaza residencial tan solo ha crecido en 2.262 prestaciones, la de ayuda económica vinculada al servicio lo ha hecho en 5.784, más del doble, y la teleasistencia en 9.737, cuatro veces más que las plazas residenciales.

AYUDA “INSUFICIENTE”

La ayuda económica vinculada al servicio supone, ha proseguido la sindicalista, que “existen personas necesitadas de un servicio que no se le facilita y se le da una ayuda para que lo contrate en el sector privado”.

Esta ayuda es, según CCOO, “insuficiente” para pagar el servicio y por tanto “solo lo podrán contratar quienes o bien cuenten con recursos económicos propios suficientes o bien cuenten con una red familiar que atienda estos gastos”.

En el caso de las mujeres pensionistas, “son miles las que no tienen recursos económicos propios suficientes”, ha lamentado Castellanos.

A este respecto, el sindicato ha precisado que el 44% de las personas beneficiarias del sistema de atención a la dependencia son mujeres mayores de 80 años.

La pensión media de las mujeres mayores de 85 años de Castilla-La Mancha de 677,48 euros al mes, de modo que “es difícil conseguir en el sector privado todo lo que necesitan para una vida digna con ese bajo nivel de ingresos, ha advertido Castellanos.

“Estos indicadores nos muestran la dura realidad económica a la que se enfrentan las mujeres pensionistas de Castilla-La Mancha, una realidad de precariedad que no se puede ignorar y que hay que paliar desde el ámbito público”, ha concluido.