“En vez de utilizar su propia bolsa de trabajo de ordenanzas, creada por una convocatoria pública y proceso selectivo, la consejería contrató a una empresa privada que ni siquiera cubrió la totalidad de las funciones que realizan los ordenanzas”, denuncia , coordinador del Sector Autonómico de la FSC-CCOO de Toledo.

“El gobierno de Cospedal cerró el Albergue Juvenil de Seseña, ahora el gobierno de Page privatiza servicios en el Albergue Juvenil Castillo de San Servando”, lamenta González, que recuerda la consejería de Educación también ha contratado ahora a una empresa privada para cubrir vacantes de Limpieza en varios institutos de Ciudad Real y ha encargado a una ETT la cobertura de una vacante de ordenanza en el CIFP Aguas Nuevas de Albacete.

En el caso del Castillo de San Servando, el responsable de CCOO relata que la consejería contrató a la empresa . con domicilio social en , para atender la demanda del y Hacienda de medidas de seguridad para las instalaciones del albergue juvenil.

“La sorpresa viene cuando se constata que esta empresa no trajo Vigilantes de Seguridad para prestar servicio en el albergue, sino “Auxiliares de Vigilante de Seguridad y Similares No Habilitados”, cuya ocupación no se corresponde con la del personal de seguridad y sí con labores de conserjería.”

“El periodo de contratación cubrió los turnos de noche de los meses de julio, agosto y septiembre. Justamente el mismo periodo vacacional de los ordenanzas del albergue, modificando su cuadrante de horarios para que esto fuera posible.”

El comité de Empresa, presidido por CCOO, interpuso denuncia la Inspección de Trabajo “porque la contratación del Servicio de privado supuso la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de los ordenanzas, al eliminar el turno de noche, procediéndose a ello de forma unilateral desde la JCCM.”

Ante esta denuncia, “la administración convocó el 11 de julio una reunión urgente para negociar a posteriori las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo que se habían empezado a producir el día 1 de ese mismo mes. Y, aprovechando que los miembros del comité de empresa se encontraban de vacaciones, llegó a un acuerdo con un grupo de ordenanzas y con dos delegados de STAS Intersindical (ambos, también ordenanzas de San Servando), saltándose a la representación legal de los trabajadores.”

“Al comprobar estos hechos, la Inspección de Trabajo advirtió de nuevo contra el proceder de la consejería, que incumplió la legislación laboral puesto que la negociación de los Calendarios Laborales en las administraciones públicas se realiza previo acuerdo con la representación legal de los trabajadores, y no mediante acuerdos individuales con las personas prestadoras del servicio.”

“La consejería no puede pactar un acuerdo bilateral con un grupo de trabajadores movidos por la voluntad de negociar individualmente la prestación de sus servicios a la Administración. Esta forma de actuar dejaría a la arbitrariedad de las partes el establecimiento de las condiciones de trabajo en la Administración, eludiendo las funciones que tienen encomendadas los representantes legales de los trabajadores”, subraya González.

“Cuestionamos la falta de compromiso de la consejería de Educación con sus recursos y con su personal. Advertimos que Educación está gestando una progresiva privatización de sus servicios, como recientemente ha ratificado la propia consejería con las privatizaciones de Limpieza en Ciudad Real y de conserjes en Albacete, incumpliendo el Convenio Colectivo del Personal Laboral de la JCCM.”

“Y denunciamos el oportunismo de los dos delegados del STAS Intersindical, que en burdo ejercicio de corporativismo no han dudado en ponerse del lado de la empresa, de la privatización y de sus propios intereses particulares. Prefieren que el turno nocturno lo hagan trabajadores de una empresa privada.”

“No entendemos la pasividad del STAS ante la actuación de sus dos delegados, que no sólo han abierto la puerta a la privatización en el Albergue de San Servando, sino que además lo han hecho saltándose la legalidad y burlando al órgano de representación de los trabajadores.”

“CCOO defiende que el Albergue Juvenil Castillo de San Servando sea un centro público con personal público prestando sus servicios, que se cubran la totalidad de vacantes, se ajuste la plantilla para un funcionamiento a pleno rendimiento del centro y se utilicen las bolsas de trabajo para cada categoría, lo que supone creación de empleo y servicios de calidad, recalca Juan Bautista González.

“Instamos al STAS a que, como tiene a gala y como siempre ha hecho, se sume también en el Castillo de San Servando a la defensa del servicio público prestado por empleados públicos”