El sindicato CCOO ha reclamado la convocatoria urgente de la Mesa Sectorial de Funcionarios con objeto de modificar y publicar la Orden de Incendios antes del inicio de la campaña de alto riesgo. “De no ser así, emprenderemos las acciones reivindicativas pertinentes”

En nota de prensa, el sindicato señala que el actual consejero de Agricultura, ,m se comprometió en mayo de 2016 a negociar una nueva Orden de Incendios, “motivo por el cual cesaron las movilizaciones de trabajadores y las concentraciones de delegados sindicales iniciadas en marzo del mismo año”.

“Hoy, dos años después, y pese a una sentencia firme ante denuncia de CCOO que puso de manifiesto la irregularidad en la negociación de la vigente orden de incendios por parte del ejecutivo de Cospedal, el Consejero de Agricultura se siente cómodo con una norma que se amolda a su manera de dirigir la consejería en materia medioambiental”, añade.

Entre las “irregularidades” que presenta la Orden vigente, apunta CCOO, está la doble regulación de jornada y horarios, que invade competencias de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y da pie entre otras cosas a que los agentes medioambientales tengan jornadas laborales que sobrepasan las doce horas de trabajo, e incluso de hasta 20 horas ininterrumpidas de presencia física en el puesto de trabajo.

INSTRUCCIÓN DE SECRETARIA GENERAL

A esto ha sumado “las dificultades añadidas a las que se van a enfrentar los agentes medioambientales en la persecución de los incendiarios, debido a la nueva Instrucción de la Secretaria General de la consejería que trata de impedir que los Agentes pongan en conocimiento de jueces y fiscales los delitos que por incendio forestal u otros se cometan en la región”.

contraviene los artículos 259 y 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal”, advierte la Coordinadora de agentes medioambientales de CCOO, que añade que la consejería de “auto-atribuye la facultad de determinar si es delito un incendio o cualquier otra actuación contra el medio natural. Los jueces y fiscales solo tendrán conocimiento de aquellos ilícitos penales que la administración previamente considere que lo son, algo que va contra el ordenamiento jurídico”.

De estar vigente durante el periodo álgido de incendios, “esta Instrucción dificultará enormemente la labor de persecución de incendiarios de los agentes de las Brigadas de Investigación de Causas de incendio. Solicitamos la inmediata retirada de la Instrucción de la señora ”.

EFECTIVOS

Por otro lado, el sindicato apunta que esta campaña de incendios se afrontará con 27 agentes menos en la región de los contabilizados por CCOO en marzo de 2016. “No solo no se ha recuperado ninguno de los 140 efectivos recortados por Cospedal sino que el actual Gobierno ha ahondado en los recortes al no reponer las bajas ‘naturales’ que se han producido en estos años, por jubilaciones, comisiones de servicio u otras causas”.

“Todo ello pese a haber 560 vacantes en la relación de puestos de trabajo de Agentes Medioambientales. Por el momento, y aun contando con las exiguas 19 plazas de OEP de 2017 cuya cobertura no está ni siquiera publicada, Martínez cerrará la legislatura con un recorte añadido del 2% de la plantilla de agentes medioambientales, acumulado al recorte del 23% efectuado en la legislatura anterior”, ha argumentado.

Bajo el punto de vista del sindicato, “especialmente sangrante y contraproducente fue la decisión de Martínez de prescindir de 21 agentes interinos por no allanarse en el juicio planteado por esta organización sindical y avalar así os despidos irregulares de Cospedal; actuación que contrasta con lo hecho por el con los otros más de 500 funcionarios interinos despedidos en igual situación por Cospedal”.

“Precisamente es la falta de personal en el Cuerpo de Agentes Medioambientales el motivo esgrimido por los directores técnicos provinciales del Servicio de para reducir el número de zonas de incendios en sus respectivos territorios: Este año, las zonas de incendios de la provincia de Guadalajara han pasado de 16 a 15. El año pasado se recortaron las de Cuenca (de 26 a 21) y de Albacete (de 26 a 22)”, apunta.

Esta reducción de zonas supone que se amplían las superficies a vigilar por cada agente medioambiental, incrementando los tiempos de reacción y dando lugar a la actuación de medios de extinción sin dirección de extinción, concluye el sindicato.