“Ante esta nueva realidad laboral donde la precariedad en el empleo es la tónica dominante, para CCOO la creación de empleo de calidad como forma de combatir la desigualdad y la pobreza laboral, y de devolver a los trabajadores y trabajadoras la dignidad y los derechos que les han arrebatado, es una de las principales prioridades”, remarca el secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, de la Rosa.

Mes a mes los datos oficiales que conocemos vienen a corroborar lo que llevamos años denunciando. El incremento o descenso del desempleo viene marcado principalmente en Castilla-La Mancha por las campañas agrícolas, el empleo es cada vez de peor calidad (un 96% de la contratación es temporal en esta tierra), en torno a la mitad de las personas en desempleo no cobran prestaciones, los salarios y las pensiones siguen perdiendo poder de compra, de modo que sigue en aumento el empobrecimiento de la mayor parte de la población de esta región y de este país, mientras por el contrario unos pocos se hacen cada vez más ricos.

“La crisis económica y las políticas neoliberales han devastado nuestro mercado de trabajo y nuestro modelo social, llevándose por delante los derechos laborales y sociales que tanto nos costó conseguir. Es mucho lo que tenemos que volver a conquistar, mucho lo que hay que reconstruir y en esto CCOO queremos y podemos tener un papel clave”.

En este sentido De la Rosa reafirma el “compromiso y exigencia del sindicato para recuperar todo lo nos han quitado”, y asegura que las CCOO “somos el mejor instrumento para defender a los trabajadores y trabajadoras y avanzar en la mejora de sus condiciones de trabajo y de vida”.

“Las últimas reformas laborales han cambiado las reglas del juego, desequilibrando y destruyendo nuestro mercado de trabajo. Los trabajadores y trabajadoras hemos sufrido la mayor agresión en la historia de la democracia, también el conjunto de la ciudadanía porque se han cargado el modelo social y el estado de bienestar”, denuncia.

Los recortes y la crisis también se han llevado por delante la prevención de riesgos laborales. Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma con mayor siniestralidad laboral, mientras que Guadalajara y Toledo son las provincias españolas con peores datos. “Erradicar la siniestralidad laboral de los tajos, hacer que estos sean más seguros y saludables es otro de los grandes retos del sindicato”.

“Tenemos una ardua tarea por delante, nuestras contrapartes no nos lo van a poner fácil, pero CCOO vamos a continuar trabajando y luchando por mejorar las condiciones laborales y salariales del conjunto de trabajadores y trabajadoras, con empleos estables y salarios dignos, por conseguir que el trabajo sea más seguro y saludable, por la recuperación de los derechos laborales y sociales que han sido hurtados de forma injusta a la clase trabajadora y al conjunto de la ciudadanía”, subraya De la Rosa.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Toledo, , resalta el “trabajo conjunto de toda la organización sindical con el objetivo de recuperar y ampliar los derechos laborales de la clase trabajadora en la provincia de Toledo, tras unos años que han sido de una dureza extrema, en los que han visto cómo sus derechos laborales, sociales y sus libertades han sido arrebatados”.

Asimismo, Arroyo pone en valor el “importante y constante trabajo que, día a día en los centros de trabajo, en las mesas de negociación y en la calle cuando es necesario, realizan las y los sindicalistas en la reivindicación social y en la negociación colectiva por conseguir mejorar las condiciones laborales y de vida de las personas”.