En la misiva le traslada la situación y las preocupaciones de los trabajadores del comercio de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad de la región desde la declaración del estado de , ha informado el sindicato en nota de prensa.

La carta detalla las propuestas del sindicato para congeniar la necesidad de garantizar el abastecimiento a la población con la salud y seguridad de las plantillas y de los consumidores; y con el más que merecido descanso, y posibilidad de conciliar la vida laboral, personal y familiar, de las trabajadoras y los trabajadores de los comercios.

Cubillo resalta que los trabajadores de estos establecimientos, redefinidos como sector esencial mientras se prolongue el estado de alarma, vienen acumulando cargas de trabajo, sobreexponiéndose al riesgo de contraer la enfermedad del COVID-19 y viéndose además mermadas las plantillas por los contagios que se registran y por los consiguientes procesos de cuarentena que aparejan”.

“Entendemos que la Administración autonómica, en el ejercicio de sus competencias, debe proteger a estos trabajadores, tanto a ellas como a todo su entorno”, indica el secretario regional de CCOO-Servicios, para lo que pide al Gobierno regional que adopte “lo antes posible”, dos medidas: homogenizar y reducir los horarios comerciales durante el Estado de Alarma; y suspender este año la apertura en Jueves Santo (9 de abril) y Lunes de Pascua (13 de abril).

Ambas medidas, subraya Cubillo “son acordes al espíritu y la letra del Real Decreto de declaración del estado de alarma” cuyo artículo 15 establece que estos comercios solo deben estar abiertos “lo estrictamente necesario para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad”; así como a la ‘Guía de buenas prácticas para los establecimientos del sector comercial’, elaborada por el , con la participación de los representantes patronales y sindicales del sector.

Respecto a la no apertura comercial el 9 y 13 de abril, Cubillo señala que una vez restringida la circulación de ciudadanos y hecha la recomendación de realizar una compra semanal, “no tiene sentido mantener la apertura de comercios en esos días”.

En cuanto a la necesidad de homogeneizar y reducir los horarios, el secretario general de CCOO-Servicios explica que desde la declaración del estado de alarma, algunas empresas están tomando medidas encaminadas a la reducción del horario de atención al público, mientras otras hacen todo lo contrario, y otras mantienen los horarios que tenían con anterioridad”.

“Esta disparidad crea confusión en los consumidores, que no saben a ciencia cierta cuál es el horario de apertura de cada comercio; y, en aquellos establecimientos que no lo han reducido, dificulta las necesarias labores de limpieza y desinfección”, argumenta.

El responsable regional de CCOO-Servicios concluye su carta al presidente regional pidiéndole que “transmita nuestras propuestas y peticiones a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, ; a fin de que su Gobierno pueda debatirlas con los agentes afectados y elaborar y aprobar cuanto antes las medidas que le planteamos, y que ya he avanzado personalmente, por carta y por teléfono, a la directora general de Comercio, ”.