El accidente ocurrido en la provincia de Guadalajara fue el pasado 1 de agosto en Alovera, donde un trabajador de 24 años de edad perdió la vida tras precipitarse al suelo unos 14 metros de altura desde el tejado de una nave industrial.

El responsable territorial de UGT en Guadalajara, , señaló que el joven no debía estar enganchado a la línea de vida, un cable que se engancha a su vez al mosquetón y al arnés. “Si se hubiesen cumplido los protocolos de seguridad, el joven no hubiera fallecido”.

De su lado, en la provincia de Albacete una joven de 19 años moría el pasado miércoles en una cooperativa de ajos de Balazaote (Albacete) tras ser atropellada por un toro mecánico.

El sindicato CCOO señaló que habrá que comprobar el estado de la máquina que causó la tragedia, la correcta señalización de las vías de tránsito o la manipulación de cargas.