Los convenios de Limpieza de Edificios y Locales de estas tres provincias llevan desde enero caducados desde enero, bloqueados y en ultraactividad, según ha informado CCOO en nota de prensa.

Las negociaciones “se han ido dilatando en el tiempo”, pero se deberían haber “agilizado con la firma del por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2018-20, suscrito por las patronales CEOE-CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT el pasado mes de julio”.

Sin embargo, la patronales de la limpieza de Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara, junto con la estatal Aspel, “se niegan a asumir los incrementos salariales que establece el AENC, que parten del 2 por ciento para cada uno de los tres años de vigencia y permiten incluso superar el 3 por ciento en función de la situación de cada empresa o sector”.

Aspel y las patronales provinciales “reducen las subidas salariales que están dispuestas a acordar a poco más del uno por ciento anual, prácticamente la mitad de la referencia fijada en el AENC”.

“No vamos a aceptar la pretensión patronal de romper en el sector de la Limpieza de Edificios y Locales las reglas que tenemos acordadas en todo el país para guiar la negociación colectiva”, han señalado , de CCOO y , de UGT, responsables de la negociación colectiva en el sector.

“Si un colectivo ha sufrido la crisis más que ningún otro es el de las trabajadoras de la limpieza, que partiendo de salarios muy bajos y contratos casi siempre a tiempo parcial han tenido que soportar durante años reducciones de jornadas y de salarios, modificaciones sustanciales de sus condiciones laborales y graves pérdidas de poder adquisitivo. No puede ser que las patronales sigan poniendo a estas trabajadoras a la cola de la recuperación”, han denunciado los sindicatos.

CCOO y UGT han convocado a sus delegados este jueves en Guadalajara, el lunes 22 en Cuenca y el jueves 25 en Ciudad Real, para decidir “el calendario y el tipo de acciones y movilizaciones a llevar a cabo para exigir a las patronales que cumplan el AENC y hagan justicia con las trabajadoras”, unas 4.000 en Ciudad Real, 3.000 en Cuenca y otras tantas en Guadalajara.

De momento, y “con independencia de las concentraciones, manifestaciones o paros que se decidan convocar en las asambleas que vamos a celebrar en los próximos días”, CCOO y UGT “tienen claro una primera medida de presión y van a exigir formalmente a las empresas el cumplimiento estricto de sus deberes patronales, para a continuación denunciar ante la Inspección de Trabajo todos, absolutamente todos los incumplimientos de los convenios y de la legislación laboral en los que incurran”.

“Si las patronales siguen negando el pan y la sal a las trabajadoras, no vamos a quedarnos quietos. Si no asumen sus responsabilidades en las mesas de negociación de los convenios, si se pasan por el forro el AENC, nos tendrán enfrente junto con los trabajadores”, han finalizado.