“Los trabajadores necesitamos un nuevo convenio que regule nuestras condiciones laborales”, señalan los responsables del sindicato, que recuerdan que el convenio actual, firmado en solitario por la UGT, data de 2005; con un anexo de 2008 sobre las condiciones del Retén, que también firmó únicamente UGT.

“CCOO, y también , venimos reivindicando sistemáticamente desde 2010 la negociación del nuevo convenio, pero una y otra vez nos topamos con un muro por la pasividad y el bloqueo de los sucesivos gobiernos municipales (alternativamente PSOE y PP) y de la UGT, que tenía y tiene mayoría en el comité.”

“UGT veía inoportuno abrir la negociación del convenio en 2010 ‘porque en 2011 iba a haber elecciones municipales’. Tras ganar el PP, a UGT no le pareció conveniente negociar en toda aquella legislatura, ‘porque era tiempo de recortes’. Con la vuelta del PSOE al gobierno municipal en 2015, UGT ya sí consideró llegado el momento, quizá porque la presidenta del comité de empresa es también la secretaria de de Illescas.”

Los tres sindicatos con representación en el comité (UGT 7; CCOO 5 y USO 1) comenzaron entonces a preparar una plataforma conjunta; “tarea harto complicada porque nosotros no nos conformamos con actualizar el convenio según los mínimos que establecen el Estatuto Básico del Empleado Público y el Estatuto de los Trabajadores, pero UGT no lo tiene tan claro.”

Pese a las discrepancias, en la primavera de 2016 los tres sindicatos lograron consensuar sus propuestas para los tres primeros capítulos del futuro convenio y se las presentaron al Ayuntamiento para su negociación. “En junio nos sentamos al fin a negociar; aunque en aquella reunión no pasamos del capítulo 1.”

Durante el verano de 2016, los sindicatos ultimaron el resto de la plataforma del convenio, a falta del plan de igualdad, el protocolo de acoso laboral, sexual y por razón de género, el plan de formación y algunas concreciones del articulado. “Pero pasó el verano y Ayuntamiento no nos volvió a convocar. Y seguimos esperando.”

“En septiembre, la UGT reunió al comité para pedirnos a CCOO y USO que no planteáramos ninguna iniciativa, propuesta o reivindicación de ningún tipo al equipo de Gobierno sin contar con ellos. En noviembre nos volvió a reunir para anunciarnos que el convenio lo negociarán ellos en solitario, dado que tienen mayoría absoluta. Desde entonces, la UGT no ha vuelto a convocar al órgano de representación de los trabajadores.”

El Ayuntamiento sí ha vuelto a convocar a los tres sindicatos representativos de la parte social a una reunión el pasado mes de abril. Pero no convocó para retomar la negociación del convenio colectivo, sino exclusivamente para aprobar un complemento salarial unipersonal para un delegado de UGT.”