CCOO de Castilla-La Mancha advierte que con los recortes anunciados en a Domicilio por el Gobierno de Mª unos 3.000 trabajadores y trabajadoras, en su mayoría mujeres, pueden ir al paro, parte del resto de personas que prestan este servicio verán reducida aún más su jornada laboral y entre 19.000 y 20.000 usuarios se quedarán sin esta o la verán muy reducida.

La secretaria regional de la Federación de Actividades Diversas de CCOO CLM, , y la coordinadora regional de entidades locales de la a la Ciudadanía de CCOO CLM, , han manifestado en rueda de prensa que en número de trabajadores y trabajadoras y horas que van a quedar retrocedemos casi treinta años en Ayuda a Domicilio, en concreto a 1984.

Con este recorte, además de la grave pérdida de empleo, se produce “un retroceso social de primera magnitud” en el Estado de Bienestar de Castilla-La Mancha.

Toboso y López afirmaron que este recorte es “otro desastre más y una tropelía” del , que va a desmantelar los servicios sociales, en este caso el de Ayuda a Domicilio, destruyendo miles de puestos de trabajo, principalmente de mujeres. Para muchas de ellas, sobre todo para las del ámbito rural, la única salida laboral que tienen está en el servicio de ayuda a domicilio.

“Se ataca de nuevo a los más desfavorecidos”, señalaron. La mayoría de estos trabajadores y trabajadoras tienen jornadas parciales con salarios que oscilan entre los 200 y los 800 euros.

Toboso calificó a Cospedal como una “máquina de hacer parados” y afirmó que con la política de su “no va a ser una región ni para viejos ni para jóvenes”.

CCOO pide al Gobierno de Cospedal que “gobierne sin pisotear los derechos” que tanto ha costado conseguir a los trabajadores y trabajadoras.

El sindicato va a pelear porque no quiten ni una hora a los trabajadores y trabajadoras y beneficiarios/as del servicio de ayuda a domicilio. CCOO ha iniciado una campaña informativa a las y los trabajadores y usuarios e invita a todos ellos a sumarse a la lucha que sostendrá el sindicato para defender el empleo y estos servicios sociales básicos.

Para el sindicato es “lamentable” escuchar al secretario general del PP en Castilla-La Mancha, , pedir perdón por las medidas que se están poniendo en marcha en la región. ¿A quién pide perdón a los miles de trabajadores y trabajadoras que están perdiendo su empleo a los usuarios del servicio de ayuda a domicilio y otros servicios sociales que están sufriendo recortes?, ¿acaso Cospedal no es capaz de pedir perdón?, concluyó Toboso.

Según nuestros datos y los cálculos que podemos realizar a partir de ellos, esta es la situación presente y futura en Ayuda a Domicilio:

A 31 de diciembre de 2010, el servicio de Ayuda a Domicilio se prestaba en 733 municipios de la región, bien a través de personal dependiente de diputaciones o ayuntamientos o bien mediante la adjudicación de este servicio a empresas privadas.

A la citada fecha, eran 29.144 las personas beneficiarias de este servicio, sufragado al 75% por la Junta de Comunidades mientras que el 25% restante lo aportaban las entidades locales y los propios usuarios, en cuantías variables en función de sus ingresos.

Estas 29.144 personas son atendidas por aproximadamente 5.000 o 6.000 trabajadoras, la mayoría con contratos a tiempo parcial, con salarios de entre 200 y 800 euros/mes.

De las 29.144 personas beneficiarias de la ayuda a domicilio, se supone que solo se sufrirán recortes las que no tienen reconocida ayuda por dependencia, que según nuestros cálculos serán dos terceras partes, entre 19.000 y 20.000: en la región hay 39.000 dependientes que reciben prestaciones en aplicación de la Ley, pero más de 29.000 de ellos han optado por la ayuda económica mensual que es incompatible con otro tipo de ayudas públicas. O sea: de los 29.144 usuarios del servicio de Ayuda a Domicilio, un máximo de 10.000 tienen reconocida dependencia.

De los +/-20.000 usuarios a lo que se les recortará la atención domicilia, unos 4.500 son de la provincia de Toledo, otros tantos de Ciudad Real, unos 4.000 de Albacete, otros 3.500 de Guadalajara y unos 2.500 de Cuenca. Respecto a los trabajadores, en Toledo y Ciudad Real pueden superar los 1.000; en Albacete y Guadalajara estar cerca de esa cifra y algo por debajo en Cuenca.

De todas estas personas dedicadas laboralmente a la Ayuda a domicilio, CCOO calcula que unas 3.000 pueden ir al paro y parte del resto verán aún más reducida su jornada laboral.