A preguntas de los medios este martes en rueda de prensa, González, que ha explicado que el juicio “se perdió”, ha avanzado la intención del sindicato, si así lo desean los afectados —ya que son “actuaciones individuales”—, de “recurrir en apelación” ante el y “hasta las últimas instancias”.

Según el responsable sindical, durante el juicio se utilizó una cuestión de forma “que nada tiene que ver” con lo sucedido “para inadmitir y desestimar el recurso” planteado, en concreto, ha dicho, “una cuestión jurídica sobre el tratamiento que se le da a las órdenes y modificaciones de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en cuanto a su naturaleza como acto administrativo”.

En cualquier caso, ha lamentado que la posición del actual Gobierno regional haya sido “absolutamente beligerante”, ya que el Ejecutivo autonómico “podría haber optado por otra posición, que era asumir lo que es obvio, que ese despido se llevó a cabo sin negociación real y que —los despidos— no respondían a una motivación de organización del trabajo sino de recortar plantillas en el cuerpo de agentes medioambientales, para además irlo vaciando de funciones”.