Ceat considera que la profesión de guía debe dignificarse y que el Decreto debe recoger sus consideraciones, apunta en una nota de prensa, donde añade que desde este colectivo de autónomos se insta al Gobierno a recuperar el diálogo en un tema tan importante y que afecta a los autónomos y a sus empleados.

Por otra parte, para los autónomos, la calidad en el turismo debe ser la seña de identidad de un Decreto regulador del turismo, que evite la competencia desleal, el intrusismo y la “turismofobia”.

Para Ceat, el de guías de turismo es un sector de empresarios autónomos que merece ser escuchado, “sobre todo cuando se comprueba que el resto de Comunidades Autónomas están estudiando volver a regular en la forma que piden los guías de Castilla-La Mancha”. “De hecho, en varias regiones ya se ha reestablecido el sistema de pruebas de aptitud y ahora se tiende a no regalar las habilitaciones”.

Ceat solicita al que retome el diálogo en relación al Decreto y se posiciona con Cecam al afirmar que en la reunión del día 21 de febrero, a la que su presidente también estaba convocado, tuvo que suspenderse al conocerse la incomparecencia de la Consejera, a quien el presidente de Cecam, Ángel Nicolás, había solicitado esa reunión.

También lamenta las declaraciones del Gobierno en el sentido de que el decreto se publicará en dos semanas “sin que exista más diálogo con el sector” y espera que esta reunión pueda retomarse y que el diálogo sobre el Decreto “no se cierre unilateralmente, por los graves perjuicios que la regulación que el Gobierno regional plantea podría acarrear a la profesión de guías de turismo de la región”.