En una rueda de prensa en la que la organización ha analizado la situación de los autónomos en la región, López ha valorado esta medida y ha avanzado que CEAT ha solicitado una reunión con la consejera de Economía, Empresas y Empleo, , para conocer las políticas que se van a aplicar en Castilla-La Mancha durante los próximos cuatro años.

Del Ejecutivo autonómico, CEAT espera “colaboración fluida como la que se ha mantenido hasta ahora”, pues el propósito de esta legislatura, según esta organización, pasa por la consecución de mejoras para los emprendedores y de ayudas para los trabajadores por cuenta propia ya consolidados que “han pasado y siguen pasando momentos difíciles”.

López ha precisado que Castilla-La Mancha cerró junio con 149.727 trabajadores afiliados al (RETA), lo que supone 633 más que en mayo pero 536 menos que hace un año.

Este descenso en términos interanuales evidencia, a juicio del presidente de -La Mancha, que la economía regional corre el riesgo de ralentizar su crecimiento y, para evitarlo, ha incidido en la necesidad de poner en marcha políticas orientadas a incentivar la actividad empresarial y el autoempleo.

En este contexto, ha considerado “fundamental” contar con estabilidad política, despejar incertidumbres en el mercado económico-laboral e implementar medidas que propicien escenarios favorables a la inversión y al crecimiento del empleo.

Respecto a la siniestralidad laboral, en el primer trimestre se contabilizaron 884 accidentes, un 96% de los cuales son leves. Dicho esto, Ángel López ha destacado que los servicios y la construcción son los sectores donde más abundan los siniestros, que se dan, sobre todo, en dos franjas de edad: entre 35 y 39 años y entre 40 y 44 años.

A propósito de estos datos, ha subrayado que los autónomos deben implicarse más en la reducción de accidentes laborales y se ha comprometido a trabajar “muy fuerte” en lo relativo a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.