Según ha informado la central en nota de prensa, esta situación se ha producido “de forma inadvertida” y, una vez identificado el problema, se ha procedido a “normalizar” el estado de la válvula afectada.

Desde la central han asegurado que actualmente el sistema de refrigeración de componentes y la válvula se encuentran “operables” y, de esta manera, la central continua realizando las tareas programadas en su trigésimo primera recarga de combustible.

Por otra parte, el CSN ha explicado en nota de prensa que, concretamente, uno de los trenes del sistema de refrigeración de componentes nucleares estuvo inoperable durante cuatro días, del 18 al 21 de mayo. Esta inoperabilidad fue debida a un error de montaje de una válvula perteneciente a dicho tren de refrigeración.

Adicionalmente, desde el 18 al 23 de mayo permaneció fuera de servicio otro de los trenes del mismo sistema por tareas de mantenimiento. La coincidencia de la inoperabilidad de ambos trenes situó a la central de Trillo fuera de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento, motivo de la notificación del suceso.