Durante este periodo se han contratado los servicios de más de 40 empresas especializadas que han dado empleo a más de 1.000 trabajadores adicionales a la plantilla habitual de la Central, ha informado la entidad en nota de prensa.

En este proceso se han ejecutado unas 4.000 actividades, y entre los trabajos realizados cabe destacar la sustitución de 40 elementos combustibles, el cambio del motor, inspección de sellos y revisión del cojinete radial inferior en una bomba principal, la sustitución de dos dedos en lanzas de instrumentación nuclear interna, la prueba de capacidad en baterías de redundancia 3/7, la revisión eléctrica y mecánica de la redundancia 2/6 o la prueba de recuperación energía interna desde red exterior.