En él, ha informado en nota de prensa la CNT, se expresa la voluntad sobre las atenciones médicas que cada persona desea o no desea recibir en caso de padecer una enfermedad irreversible o terminal que le haya llevado a un estado que impida expresarse por si mismo.

El Testamento Vital está regulado a nivel estatal por la Ley 14/1986, General , la Ley 41/2002 de Autonomía del Paciente y el Real Decreto 124/2007, por el que se regula el Registro nacional de instrucciones previas. A nivel regional, todas las autonomías tienen regulada por ley este documento que se denomina Instrucciones Previas, Voluntades Anticipadas y Manifestaciones Anticipadas de Voluntad.

En Castilla-La Mancha no fue hasta 2005 cuando se aprobó la Ley sobre la Declaración de Voluntades Anticipadas en materia de la propia salud y al año siguiente el Decreto 15/2006, del Registro de Voluntades Anticipadas de Castilla-La Mancha.

En este taller, la socia de DMD Pardo Sánchez mostrará las formas de realizar este Testamento Vital, lo qué implica y las diferentes opciones existentes “para procurar un final de vida digno y coherente con el pensamiento de cada uno”.