Enclavada entre los barrios de , San Pedro el Verde y el Poblado Obrero, este complejo industrial cerró sus puertas en 1996 y ahora en esos terrenos se asienta la , tal y como ha recordado , artífice de la muestra ‘La fábrica de armas y su entorno. Una historia desconocida’, quien ha confesado que el cierre de este Bien de Interés Cultural (BIC) fue “un golpe”, pues entró a los 15 años.

Las familias del Poblado Obrero, las actividades de la , los talleres y los obreros y el colegio de la Fábrica de Armas, inaugurado en 1952, son los ejes en los que se estructura este recorrido fotográfico.

Rodríguez Barrasa ha reivindicado el papel de la Fábrica de Armas como centro neurálgico de la capital regional durante 250 años ya que de ella “salieron los mejores damasquinadores, grabadores, cinceladores y torneros”.

Este toledano ha estado arropado por políticos de todos los grupos con representación en el Ayuntamiento de Toledo. Precisamente, en representación del PSOE, el vicealcalde de Toledo, , ha reivindicado a los trabajadores que ejercieron su labor en la Fábrica de Armas porque “han hecho que esta ciudad tenga renombre”.

En este extremo ha coincidido la candidata del PP a la Alcaldía toledana, , quien ha destacado que esta exposición simboliza la esencia de la ciudad. “Hablar de la Fábrica de Armas es hablar del corazón de Toledo, de esa gente humilde y responsable que se levantaba para sacar adelante la ciudad tal y como la conocemos hoy”, ha comentado.

Además de Sabrido y Alonso, han acompañado a Rodríguez Barrasa la concejal de Participación y Transparencia, , en representación de Ganemos, y el portavoz del grupo municipal , .