El sindicato Comisiones Obreras recurrirá ante los tribunales el decreto por el que se crea el Centro Regional de Formación del Profesorado y se suprimen los 32 centros de formación existentes en la región (CEP) y los CRAER, al entender que se ha elaborado “lesionando” los derechos de los trabajadores afectados y sin el preceptivo dictamen del , entre otros.

En un comunicado, el sindicato considera un “error” el cambio de un modelo presencial de formación del profesorado, “que ha funcionado satisfactoriamente durante más de 20 años y que garantiza la cercanía”, por un modelo a distancia, que “difícilmente va a satisfacer las mismas necesidades y que abre completamente la puerta para poner la formación del profesorado en manos de empresas privadas”.

Según el sindicato, esta sustitución se hace “puenteando” al Consejo Escolar Regional y a la Mesa Sectorial de Educación y “lesionando” derechos de los trabajadores afectados. Además, CCOO denuncia que el nuevo centro desprecia también la representación del profesorado en su Comisión Regional de Participación.

Al sindicato le llama “poderosamente” la atención que en la Comisión Regional de Participación del Centro Regional de Formación del Profesorado estén representados los padres o madres de alumnos designados por las Confederaciones o Asociaciones de madres y padres y que no estén presentes los legítimos representantes de los trabajadores a quienes se destina la formación de ese centro, elegidos por los sindicatos representativos del profesorado.