CESM C-LM ha explicado que la situación actual “va en detrimento de la salud de los pacientes y de los propios médicos, al verse obligados a atender a sus propios pacientes y a los del cupo de sus compañeros”, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

El Sindicato Médico ha detallado que en los periodos vacacionales los médicos deben atender “un número de pacientes desmesurado, que en muchos casos requieren desplazamientos durante la jornada por los avisos urgentes y por la gran dispersión geográfica de algunos consultorios locales”, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

El sindicato ha asegurado que estas situaciones “van en muchos casos contra el derecho a la conciliación de la vida familiar de los profesionales, que llegan incluso a no causar baja laboral, acudiendo a su trabajo enfermos, para no gravar a los compañeros o dejar sin atención a sus pacientes”, ha continuado, añadiendo que esta situación “influye en la demanda en los servicios de Urgencias hospitalarios y de Primaria, que acaban así también sobrecargados”.

“Los médicos no estamos dispuestos a permitir que se perpetúe esta situación que comenzó ya con los recortes de la anterior administración y nos movilizaremos para impedirlo si el (Sescam) no toma las medidas pertinentes”, ha añadido.

CESM C-LM ha considerado que, con sus propuestas, se conseguirán “contratos más atractivos” para los médicos de Atención Primaria, algo que, a su juicio, “es absolutamente necesario por la gran escasez de los mismos que ya existe y se agravará en los próximos años, dado el envejecimiento de la plantilla”.

Desde el han exigido al Sescam “buscar fórmulas de fidelización con contratos estables y dignos que mantengan la vinculación de los médicos de familia en formación con el Sescam una vez terminada su residencia” y han pedido “una negociación inmediata al respecto”.