Según ha informado el CGPJ en un comunicado, el presidente del y del órgano de gobierno de los jueces, , y los vocales de la Permanente junto al departamento que dirige el ministro y las comunidades autónomas analizarán la situación de los juzgados especializados en cada provincia para hacer frente a la carga de trabajo en esta materia, tras cinco meses en vigor.

La semana pasada el órgano de gobierno de los jueces se reunió con los jueces decanos, que reclamaron la “estabilidad” de las medidas contempladas en el plan de urgencia como el nombramiento de los jueces que deben reforzar los juzgados especializados, de modo que sea posible elaborar planes concretos de trabajo y realizar señalamientos a largo plazo.

Los jueces decanos que asistieron al encuentro coincidieron en que es inviable volver a la situación anterior y certificaron que la entrada en funcionamiento de los juzgados especializados ha supuesto un “refuerzo indirecto” del resto de los órganos judiciales de la jurisdicción civil, en los que ha disminuido la entrada de asuntos posibilitando la agilización de los tiempos de respuesta o la reducción de la pendencia.

SE PREVÉ LA ENTRADA DE 190.000 DEMANDAS EN UN AÑO

El pasado mes de febrero, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó este plan de urgencia para evitar que los órganos judiciales de primera instancia civil se atascasen y no dieran salida a los asuntos de otra naturaleza. El órgano de gobierno de los jueces informó hace cuatro meses de que prevé que en el transcurso de un año los juzgados especializados reciban más de 190.000 demandas sobre esta materia, ya que en tan sólo un mes se presentaron casi 16.000.

El plan ha sido elaborado conjuntamente con el Ministerio de Justicia y las comunidades autónomas con competencias transferidas. Además, el CGPJ mantuvo reuniones con los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia y con una representación de los jueces decanos.